domingo, 27 septiembre 2020 23:13

El momento en el que Carlos Sainz temió por su vida: “¡Peligroso!”

El infortunio se cebó con la figura de Carlos Sainz en el Gran Premio de Gran Bretaña 2020 del Mundial de Fórmula 1. A su accidente ya conocido con el pinchanzo de una de sus ruedas, que también sufrieron Valtteri Bottas y Lewis Hamilton, el español también sufrió de lo lindo en la carrera debido a una acción tan increíble como peligrosa en la que se vio involucrado con Roman Grosjean.

“¡Eso es peligroso. Pilotaje peligroso. Ha cambiado la dirección. Dios mío!”, fueron las palabras del piloto de McLaren cuando gritó por la radio en la vuelta 22 en el momento en que el francés viró el volante bruscamente. El español estaba sexto y tras el segundo safety car quiso superar a Grosjean que iba quintó, iba más rápido y este lo estaba retrasando, pero cuando lo intentó por primera vez sufrió la acción que está totalmente prohibida que es la de cambiar de dirección el coche de forma violenta en plena frenada.

Carlos Sainz tuvo que frenar de lleno y el reclamo que hizo solo ocasionó que la Dirección de Carrera solo le mostrara un aviso. Tras la amonestación, el piloto de Hass estalló enfadado al decir: “¿Es una broma? ¡Si le he dejado media pista!”. Para el galo no fue nada fuera de normal la acción que hizo y es que tan es así que momentos después volvió a repetirla, aunque en esta ocasión la víctima fue Daniel Ricciardo.

Ricciardo sufrió lo mismo que Carlos Sainz

Los pilotos consideran la acción como peligrosa

“No quería entrar y educarlo porque ya debería saber lo que está haciendo. No solo yo estoy en peligro. Obviamente con un movimiento tardío y una reacción es posible que rompa mi alerón delantero y es probable que también le pinche las ruedas a él. Es por los dos”, explicó muy contrariado el australiano. Y es que en la carrera el de Renault trató de superarlo, porque iba demasiado lento, pero Grosjean repitió la fea acción.

A pesar de repetir la infracción dos veces, frente a Carlos Sainz y Ricciardo, en la segunda la Dirección de Carrera no consideró que esta fuera grave, por lo que el piloto de Hass no fue sancionado. El problema se genera porque la regla no es muy clara y que al final todo lo deja en manos de unos comisarios que a la vista de todos se ve que son muy permisivos.

La regla se evaluará para un cambio

Sainz está por pasarlo cuando se mete bruscamente

Todo se originó tras una acción muy similar de Max Verstappen sobre Hamilton en el Gran Premio de Japón de 2016. En ese momento el director de carrera, Charlie Whiting, se puso manos a la obra para formular una regla que protegiera la integridad de los pilotos. Sin embargo, el error es que al final de la misma se menciona claramente que la sanción siempre quedará en manos de los comisarios.

Cuando Vettel también protagonizó un ‘tapón’ igual de feo contra Hamilton en 2018, se hizo la aclaratoria en la regla de que solo si se hacen dos movimientos en direcciones distintas, eso para evitar un adelantamiento, si se consideraría algo peligroso y por ende, sancionable. No obstante, se deja un hueco muy grande, porque la acción de Grosjean fue peligrosa en ambas ocasiones, pero como no hizo cambios bruscos en ambas direcciones, pues no se sanciona. De allí a que, al terminar la carrera el Silverstone, el actual director de carrera, Michael Masi, comentó que la regla se cuestionaría nuevamente en una reunión y para ser cambiada de forma definitiva, así se sancionara directamente a los que cambien de dirección en frenada.

“Es inaceptable. Ir en paralelo y ver su cambio de dirección a 300 kilómetros/hora fue un ‘shock’. Debemos respetarnos más, los pilotos no somos conscientes de la velocidad a la que vamos. Grosjean debería revisarlo y lamentarlo. Es muy peligroso e inaceptable”, concluyó Carlos Sainz tras la carrera. La batalla dialéctica seguirá, pero todo se solucionará cuando la regla tenga una sanción clara para el infractor, algo que parece vendrá muy pronto.