viernes, 25 septiembre 2020 6:31

El Huesca se queda el segundo billete directo a Primera

La SD Huesca logró el ascenso directo y matemático a LaLiga Santander en la penúltima jornada de LaLiga SmartBank, al vencer (3-0) al Numancia y con los tropiezos de Almería ante la Ponferradina (2-1) y del Real Zaragoza en el Albacete (4-1).

El Alcoraz celebró el regreso a Primera un año después del cuadro oscense, con Míchel en el banquillo. Fue breve pero intenso para un Huesca que vuelve a la élite acompañando a un Cádiz que no pudo campeonar la categoría al caer (2-1) ante el Girona.

De nuevo los goles de Rafa Mir fueron clave para un Huesca que alcanzó 67 puntos, por los 63 de Almería y Girona, los 62 de Zaragoza, los tres con la promoción asegurada, y 60 de un Fuenlabrada que ganó (3-1) al Elche en el duelo directo por entrar en el ‘Top 6’. De cara a la última jornada, el cuadro ilicitano y el Rayo Vallecano buscarán esa plaza aún abierta.

Por la zona baja, Real Oviedo y Málaga se salvaron con sus victorias sobre el Racing de Santander (1-0) y Alcorcón (2-0), también la Ponferradina. Mientras, el Albacete y el Lugo salieron de la zona roja y cayeron el Deportivo de La Coruña, 1-0 ante el Mirandés, y el Numancia, siendo estos cuatro equipos los que se jugarán la permanencia el lunes.

Sin duda la jornada le fue redonda al Huesca, que cumplió y recibió dos favores inesperados. Los transistores enviaron más motivación si cabe al gran partido de los locales en El Alcoraz. Por un lado, el Almería fue incapaz de tumbar a una ‘Ponfe’ salvada, a pesar de acumular muchas y muy buenas ocasiones. Por otro, el Zaragoza siguió con su caída en picado y otra goleada dolorosa.

SOLO UN BILLETE A ‘PLAY-OFFS’ SIN DUEÑO

Además de los dos primeros puestos, quedaron cerrados tres de las cuatro plazas de ‘play-off’, aún sin orden. Almería, Girona y Zaragoza estarán en la post temporada, mientras que Fuenlabrada tiene en su poder el sexto puesto (60 puntos), al que aún aspiran Elche (58) y Rayo (57).

El cuadro madrileño tenía la victoria ante Las Palmas, hasta un penalti de Rubén Castro en el descuento (2-2), que pudo repetir el delantero canario después de la parada de Dimitrievski unos centímetros adelantado tras el aviso del VAR.

El día fue importante también en la otra lucha, por la permanencia, ya que sin poder aún celebrar, Lugo y Albacete pasaron a depender de sí mismos en la última jornada. Ambos salieron quizá a tiempo de la zona de descenso con sus victoria en Tenerife (1-2) y en casa ante un Zaragoza que se jugaba el ascenso.