lunes, 21 septiembre 2020 21:40

El Getafe da un paso atrás por la Champions y el Athletic deja a Rubi en la cuerda floja

El Getafe fue incapaz de doblegar a la Sociedad Deportiva Eibar (1-1) y dio un paso atrás en sus aspiraciones de jugar la ‘Champions League’ la próxima temporada, después de un duelo marcado por el VAR, mientras que el Athletic dejó a Rubi en la cuerda floja tras su triunfo por la mínima ante el Betis, en partidos pertenecientes a la trigésima jornada de la Liga Santander.

El conjunto de José Bordalás no le ha tomado el pulso a la competición tras los tres meses de inacción. Una derrota y dos empates ante rivales de la parte baja de la clasificación complican su opción de jugar entre los mejores de Europa la temporada 2020-21. Este sábado, los azulones jugaron atascados e incluso estuvieron a punto de caer en su feudo si no llega a ser por un fuera de juego milimétrico de Bigas.

El ‘Geta’ se adelantó a la media hora con un gol de Etebo y cumplió el guion establecido. Dominó sin su habitual superioridad al calor del Coliseum, pero nunca dio la sensación de matar el encuentro. Así pasó, a los cinco minutos de la segunda parte llegó el empate tras un cabezazo de Charles, asistido por Sergi Enrich. El partido se equilibró, se enredó en balones largos y en peleas de segunda jugada.

Los de Bordalás se desinflaron y el Eibar, con Mendilibar en la grada por su expulsión en la jornada anterior, sacó tajada en una jugada que remató Bigas a gol. El centro de Diop fue excelente y el cabezazo, suave, despistó a David Soria. Sin embargo, el árbitro lo anuló tras la intervención del VAR.

El 1-1 sirve más al Eibar que al Getafe, pero no contenta a ninguno de los dos en sus objetivos. Los del sur de Madrid seguirán quintos, a la espera del resultado de la Real Sociedad, y los vascos se quedan con tres puntos de margen sobre el descenso.

En San Mamés, el Athletic Club consiguió su primera victoria post-confinamiento a costa de un Betis (1-0) que comienza a complicarse la vida. Los pupilos de Gaizka Garitano se valieron de un solitario tanto de Íñigo Martínez, a los siete minutos de partido, para seguir creyendo en Europa y desquitarse de su dubitativo arranque tras el parón.

El conjunto rojiblanco dominó la mayor parte del encuentro y cuando no pudo hacerlo se encomendó a las paradas de Unai Simón. El internacional Sub-21 se convirtió en protagonista con dos buenas intervenciones que permitieron mantener la ventaja antes del descanso. Íñigo Martínez marcó con el tacón en una bonita jugada de estrategia.

En la reanudación, la historia fue distinta para los andaluces. El equipo de Rubi lo intentó rozando el minuto 60 con un mano a mano de Borja Iglesias que también detuvo Simón y replicó el Athletic, acto seguido, con un larguerazo de Raúl García gracias a un remate de cabeza. Ahí apretó el Betis, acaparó la posesión del balón y provocó un penalti que llegó a consecuencia de un gol fantasma de Fekir.

El árbitro consideró que Íñigo Martínez impactó con los tacos en el cuerpo del delantero de origen argelino, que reclamó gol en una jugada muy embarullada. El balón no entró pero sí fue un penalti que no pudo aprovechar Sergio Canales. El ex de la Real Sociedad mandó el cuero por encima del larguero y fue cuando se descompuso por completo su equipo.

El Athletic subió la presión varios metros y acabó encontrando dos buenas ocasiones, nacidas de las botas de De Marcos. Dos centros del lateral pusieron en ventaja a Villalibre y Vesga para rematar con el tacón y la espuela, pero no cambiar los dígitos del electrónico. El triunfo da vida a los ‘leones’ y deja muy tocado al técnico de los béticos Rubi.

EL ESPANYOL SE HUNDE EN CASA

Por su parte, el RCD Espanyol perdió ante el Levante UD en el RCDE Stadium (1-3) y aleja sus opciones de permanencia en la trigésima jornada de LaLiga Santander, que terminará colista tras un duelo en el que consiguió igualar el tanto inicial de Mayoral y en el que se condenó de manera definitiva con un gol en propia puerta de Pedrosa.

Apenas había transcurrido un cuarto de hora desde el pitido inicial cuando Borja Mayoral, en una acción individual de calidad y con algo de fortuna, se deshizo de varios jugadores espanyolistas y se plantó ante Diego López para batirle en la salida a los 14 minutos.

Sin embargo, el cuadro de Abelardo Fernández solo tardó otros 14 minutos en neutralizar el tanto, en un saque de banda largo de Cabrera que llegó a las botas de David López, que tras una pugna con Melero consiguió alojar el esférico en el segundo palo (min.28). La primera mitad todavía dejó espacio para que Campaña viese puerta, pero el gol granota fue anulado por fuera de juego de Melero.

Los blanquiazules salieron en tromba tras el descanso, pero fueron los de Paco López los que volvieron a ponerse por delante en un disparo de Bardhi desde la frontal que no encontró oposición (min.67). Diego López, con manos salvadoras a un remate de Clerc, a una volea de Postigo y a un disparo de Hernani, mantuvo con vida al equipo catalán, que terminó por hundirse cuando Pedrosa, en el 87, trató de desviar un centro levantinista e introdujo el balón en su propia portería.

Con ello, terminará la jornada como colista con 24 puntos, a tres de una zona de salvación que marca un Celta que este domingo recibe al Deportivo Alavés. Mientras, el Levante, con 38 puntos -12 más que los puestos de quema-, está virtualmente salvado y se mantiene invicto en la reanudación del campeonato tras el parón de la pandemia de coronavirus -dos triunfos y dos empates-.