lunes, 21 septiembre 2020 21:49

El fracaso del Atleti destroza el corazón a Martínez-Almeida

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, dio su balance sobre la derrota del Atlético en la Champions League ante el Leipzig (1-2) en los octavos de final. El político, miembro del Partido Popular, es un aficionado confeso del equipo colchonero y desde su perspectiva confía que los rojiblancos regresaran mucho mejor para la temporada que viene y seguro serán candidatos fuertes para estar luchando por el título continental. Pero el jefe de gobierno de la capital española aseguró que sufrió la derrota y además lamentó ver eliminado al Atleti faltando tres minutos para ir al tiempo extra.

“Tengo que reconocer que sufrí bastante. No fue un buen partido y no estuvimos a la altura. Hay que reconocerlo”, declaró Almeida, reconocido seguidor del Atlético de Madrid, “me gustaría ser presidente del Atlético… y también utillero. Todo lo que tenga que ver con el club”, aseguró Martínez-Almeida, en el programa radial Herrera en Cope

El Atlético de Madrid era el favorito para avanzar a las semifinales. Lamentablemente Diego Simeone no supo leer el partido y solo apostó al contraataque ante un rival que nunca se desmayó y aprovechó los momentos cruciales. Muchos señalan al entrenador, pero por ahora solo quedará esperar para ver qué es lo que pasará en los venideros días.

“Lisboa no es una ciudad que nos venga demasiado bien. Volveremos. Lo intentaremos, y si no puede ser… no pasa nada. Para eso somos del Atlético, que es lo mejor que le puede pasar a uno”, aseguró Martínez-Almeida.

Otra amarga derrota que sufre Martínez-Almeida

El alcalde de Madrid ha sufrido en carne propia las últimas derrotas del Atlético. Además de recordar la derrota del 2014 ante el Real Madrid, explicó que lamentablemente el equipo colchonero ha vivido muchos momentos amargos en la Champions en los últimos 10 años, pues han estado cerca de coronarse, pero al final siempre terminan con la derrota.

No es un secreto que el Atlético de Madrid es el club con más finales perdidas en las competición y ahora se queda en los cuartos de final, cuando era considerado uno de los favoritos para aspirar a levantar el trofeo más preciado del fútbol europeo.