domingo, 20 septiembre 2020 13:48

El Chelsea pone en peligro su plaza de ‘Champions’

El Chelsea ha tropezado este miércoles en la Premier League tras perder con el West Ham (3-2) en un partido de la jornada 32, un duelo que pone en peligro su cuarta plaza para jugar la ‘Champions’ la próxima temporada, mientras que el Leicester cayó en su visita al Everton y desperdició la oportunidad de ampliar su ventaja en la tercera posición.

El equipo de Frank Lampard, que llevaba cinco victorias consecutivas, echó el freno en el London Stadium en un encuentro que tuvo de todo. Los locales comenzaron con el infortunio del videoarbitraje, que detectó un fuera de juego posicional en el primer tanto de Tomas Soucek. Un jugador del West Ham impidió la visión limpia a Kepa y la tecnología decidió anular el gol.

El Chelsea aprovechó la coyuntura y se adelantó con un penalti de Willian minutos después, pero la reacción de los ‘hammers’ fue espectacular a base de fútbol directo y balones bombeados al área. Soucek se sacó la espina e igualó antes del descanso y Michail Antonio volteó el marcador al poco tiempo de la reanudación.

Pero al partido todavía le quedaban dos alternativas más. La primera la protagonizó el Chelsea con otro tanto de Willian, que parecía definitivo hasta que Andriy Yarmolenko dejó helados a sus vecinos con un gran gol a un minuto para el final. El West Ham se despega tres puntos del descenso.

Además, el Leicester City seguirá tercero pese a su derrota por el pinchazo del Chelsea, pero deja escapar la posibilidad de consolidar su condición de ‘equipo Champions’ tras caer ante el Everton (2-1) de Carlo Ancelotti. Richarlison y Gylfi Sigurdsson, de penalti, marcaron para los locales, mientras que Kelechi Iheanacho hizo el único gol del equipo dirigido por Brendan Rodgers.

En otros encuentros, el Arsenal goleó al Norwich City, que se hunde como colista, con goles de Aubameyang (2), Xhaka y Cedric, aunque los ‘gunners’ todavía están a seis puntos de Europa. Completó la jornada de este miércoles el triunfo del Newcastle (1-4) ante el Bournemouth, que seguirá como penúltimo clasificado.