Compartir

Diego Costa sufrió este martes “un esguince de alto grado en el tobillo izquierdo” en el minuto 22 del partido amistoso del Atlético contra el Beitar en Jerusalén, del que fue retirado en camilla y con evidentes gestos de dolor que incrementaron la preocupación por su estado.

En un comunicado en su página web, el club rojiblanco indicó que “el delantero está pendiente de la realización de pruebas radiológicas para descartar que tenga una afectación ósea”.

El delantero de Lagarto reaparecía tras su sanción de ocho partidos en la Liga y de las dudas sobre su continuidad en el club a partir del próximo verano. Esta lesión llega en una mala racha para el hispanobrasileño.