Quantcast
viernes, 30 octubre 2020 15:37

Así va a ser el anómalo inicio de pretemporada del Athletic

En la actualidad el comienzo de LaLiga es una verdadera incógnita y la razón no es otra que el coronavirus. El virus está atacando nuevamente, pero en este caso la relajación producto de las vacaciones de verano parece que hizo estragos; porque son varios los equipos que ya han anunciado casos positivos dentro de sus plantillas. Uno de los más importantes, sin duda alguna, es el del Athletic Club; esto debido a que el equipo de Bilbao comunicó que en tiene seis jugadores infectados.

Luego de efectuarse los respectivos exámenes previos a iniciar la pretemporada, a los jugadores del equipo vasco también se les hicieron las pruebas PCR y hasta seis futbolistas arrojaron resultados positivos por coronavirus. Los que salieron infectados fueron Williams, Unai López, Córdoba, Larrazabal, Núñez y Sancet. Esto representa un contratiempo para Gaizka Garitano, que tendrá que cambiar todos los planes que tenía de cara a un inicio de campaña ya de por si complicado.

Los seis positivos trastocan los planes del Athletic

Los entrenamientos serán individuales por ahora

Garitano tenía un plan bien armado de iniciar los entrenamientos con todos sus futbolistas para así tenerlos bien preparados de cara a los primeros encuentros amistosos. Sin embargo, los seis positivos de Covid-19 cambiaron la idea principal. Ahora, el Athletic tendrá que seguir el protocolo de la Liga y comenzar a practicar de forma individualizada, tal como se hizo cuando se reinició el campeonato tras el confinamiento.

Por los momentos, el entrenador del conjunto bilbaino tendrá a su disposición 24 jugadores empezando por Simón, Herrerín, Ezkieta, Iñigo Martínez, Yeray, Lekue, Yuri, De Marcos, Capa, Balenziaga, Dani García, Vesga, Raúl García, Muniain, Ibai, Kodro, Villalibre y Guruzeta; además de los canteranos Vencedor, Areso, Zarraga y Morcillo; todos ellos más Peru e Iñigo Vicente, que estaban cedidos la campaña pasada. Obviamente faltarán los contagiados con coronavirus, que ya se encuentran confinados en sus casas.

La vuelta al trabajo entonces será muy atípica para el Athletic, porque además de no poder contar con todos sus elementos, los entrenamientos serán individuales. La norma se mantendrá al menos una semana; que es cuando se realizarán nuevos test para descartar más contagiados y de esa manera poder a entrenar de forma grupal. Todo esto supone un quebradero de cabeza para iniciar una pretemporada en la que el tiempo no es lo que sobra.

Nuevas pruebas e incertidumbre para el futuro

Williams es uno delos contagiados

Con ese panorama de esperar y esperar, el equipo vasco se mantendrá expectante durante los próximos días. No obstante, esta semana finalizarán los exámenes médicos que son necesarios para iniciar la preparación del equipo; ya luego de eso comenzarán a practicar en el césped, siempre recordando que lo harán de manera individualizada. La próxima semana con las otras pruebas se determinará tanto la evolución de los que tienen el coronavirus; como también si no hay más casos, con la esperanza de que todo esté mejor para comenzar a preparar todo grupalmente.

Los contagios que se están presentando en varios de los equipos de Primera División trastocan todos los planes de una pretemporada que obviamente ya estaba armada. En el caso del Athletic influirá mucho en el primer amistoso el próximo 29 de agosto ante el Logroñés, en el que una pieza vital de Garitano como lo es Williams no estará para asimilar algunas maniobras tácticas, además de otros aspectos. La paciencia será clave, al igual que protegerse de forma constante contra el virus, para así poder encaminar una pretemporada que ya empezó con varios baches.

Comentarios de Facebook