Compartir

Nenad Lalatovic, entrenador del equipo de fútbol serbio, Vojvodina, protagonizó el pasado viernes un lamentable incidente durante un partido de la liga serbia.

En el enfrentamiento, el técnico amenazó de muerte a un aficionado del equipo contrario, el Radnicki, exequipo de Lalatovic.

Con el 1-1 imperando en el marcador, Lalatovic intercambió algunos insultos con los presentes en el Stadion Cair hasta que, con un gesto, amenazó con cortarle el cuello a uno de ellos. Después le hizo la señal de la cruz.

Finalmente, el Vojvodina se hizo con la victoria.