Compartir

El accidente de una autobús ha dejado al menos seis muertos, cuatro desaparecidos y 16 heridos en China después de que el vehículo se hundiera en un socavón que se formó en el pavimento.

Los hechos ocurrieron el lunes en la ciudad de Xining, capital provincial de Qinghai (noroeste), cuando el hormigón de la calle cedió y se tragó el vehículo, que quedó hundido hasta la mitad. El siniestro provocó una explosión, informo la televisión pública CCTV.

Según las últimas informaciones, los 16 heridos se encuentran estables.