Quantcast

Por qué eres más feliz con tus amigos que con tu familia

¿Qué es lo más importante en la vida?, nos preguntamos con frecuencia. ¿Salud, dinero, amor, familia, amigos? Difícil elegir. Cada persona tiene su jerarquía y sus preferencias para llegar a ser feliz. No obstante, los psicólogos y los científicos tal vez puedan echarnos una mano y ayudarnos a aclararnos las ideas. 

Según un reciente estudio, somos más felices cuando estamos con los amigos que cuando estamos con la familia. Más de 400 voluntarios fueron encuestados y se les pidió que calificasen cuánto habían disfrutado en sus recientes encuentros con familia y amigos.

Los cuestionarios revelaron, para sorpresa de los investigadores, que el tiempo pasado con la pareja era el menos valorado. En lo más alto de la lista se quedó el tiempo que se empleaba con los amigos.

Sin embargo, matizan los investigadores, no se trata de que no apreciemos a la familia o a la pareja. Lo que determina esta diferente valoración son las cosas que hacemos con cada uno de esos grupos. Cuando nos encontramos con los amigos, sabemos que vamos a hacer actividades divertidas y agradables.

En el lado opuesto, estar con la familia o con la pareja generalmente conlleva obligaciones y tareas que pueden ser agotadoras. No obstante, de acuerdo con el estudio, las actividades más frecuentes que se hacen con la pareja con socializar, relajarse y comer.

Lo mismo que tendemos a hacer con los amigos, es cierto.  Pero casi la totalidad del tiempo que pasamos con los amigos lo dedicamos a estas actividades, y no es así con la pareja. 

Un estudio optimista

El profesor de la Southern Methodist University (Texas) Nathan Hudson, uno de los autores del estudio, descubrió que el 65% de las experiencias con amigos implica disfrute y socialización. Sin embargo, solo el 28% del tiempo que pasamos con la pareja lo dedicamos a la socialización. 

Los datos, advierte el profesor, no son un reflejo de cómo son las relaciones de los encuestados. El profesor Hudson, de hecho, es optimista y piensa que las personas disfrutan de la compañía de su familia y sus parejas. 

Dice que, en general, pasar tiempo con amigos lo percibimos como lo más divertido y agradable. Pero, una vez procesados los datos, se dieron cuenta de que, más o menos, todos disfrutaban casi por igual con la familia, los amigos y la pareja. 

“Nuestro estudio sugiere que pasárselo mejor con los amigos no dice nada sobre cómo son las relaciones de esas personas con su familia y pareja”, explica el profesor Hudson. El estudio fue publicado en el Journal of Personality and Social Psychology.

“Este estudio da una visión optimista de la familia y sugiere que las personas disfrutan tanto con sus parejas como con sus familiares”, añade. Hudson. Sin embargo, Hudson hace un llamamiento a hacer un esfuerzo mental consciente para disfrutar más el tiempo que se pasa con la familia. 

El profesor Hudson concluye, a modo de advertencia para las parejas aburridas y poco apasionadas: “Es importante crear oportunidades para tener experiencias positivas con la pareja, con los hijos y con la familia, y para valorar mentalmente la importante de esos momentos tan positivos”. 

Comentarios de Facebook