Compartir

Científicos del King’s College de Londres (Reino Unido) han lanzado una seria advertencia después de detectar altos niveles de cocaína en las aguas del río Támesis, que atraviesa la capital británica, y que afecta directamente a la vida salvaje que habita en su cauce. Especialmente a las anguilas, a las que esta sustancia ha vuelto “hiperactivas”.

Los científicos detectaron los altos niveles de la droga en una estación de medición de Westminster, junto al Parlamento, tal y como informa ‘The Mirror‘.

Pixabay

Según los informes, la droga llega al agua procedente de la orina de los consumidores, y el mal funcionamiento de las plantas de tratamiento, incapaces de filtrar la sustancia, hace que sus niveles vayan en aumento.

“Aumentos en cafeína, cocaína y benzoilecgonina (uno de los principales elementos de la cocaína) fueron observados 24 horas después de que se desbordara el sistema de alcantarillado”, declararon los científicos al citado medio.