Compartir

Un vecino de la localidad británica de Nottingham encontró en su casa una caja fuerte oculta detrás de un aplique para enchufes en la pared.

Darren Steels, de 45 años adquirió el inmueble en 2017, y desde entonces, el zócalo de los enchufes estaba roto. Haee pocos días se dispuso a arreglarlo y se llevó una gran sorpresa al descubrir una caja de caudales en la parte posterior

“Tratamos de enchufarle aparatos pero no funcionaba. Está ubicado en el lugar perfecto para pasar la aspiradora”, comentó el propietario a medios locales.

Harto de no poder utilizarlo , avisó a un electricista para que lo reparase. Fue el profesional quien realizó el hallazgo cuando retiró el aplique de la pared.

Solo contenía “polvo, pelusa y una araña muerta”, comentó Steels desilusionado.