Compartir
Discapacitado Twitter

La falta de civismo entre el pasaje, que no había ayudado a subir a un señor en silla de ruedas, hizo que el chófer del autobús les obligara a bajar del vehículo. “Sólo quería demostrar un poco de civismo”, señaló.

El suceso tuvo lugar el jueves pasado, en una parada de bus urbano, en París, cuando al intentar subir un hombre discapacitado nadie se prestó a ayudarle, ni tampoco le hizo hueco. Ante la falta de solidaridad, el conductor clamó “final del trayecto, todo el mundo abajo”. Luego, con el vehículo vacio, ayudó a subir al hombre y le llevó en solitario.