Quantcast

El Museo del Modernismo de Barcelona reabre con una muestra de vitrales modernistas

El Museu del Modernisme de Barcelona ha reabierto con la exposición ‘Elogi al color: l’esplendor del vitrall en el Modernisme’, una muestra de una cincuentena de vitrales modernistas que se podrá visitar desde este sábado al 14 de marzo.

El museo ha remarcado que se trata de una exposición única de vitrales modernistas de Barcelona, y mayoritariamente del Eixample, ejemplares por sus técnicas de creación, desde el vitral emplomado hasta el ‘cloisonné’, y que han sido reunidos por la familia Pinós Guirao en los últimos 40 años.

La visita a esta exposición será guiada, con cita previa en grupos de entre 20 y 30 personas, de forma que las instalaciones del museo estarán cerradas al público para garantizar todas las medidas de seguridad sanitaria y dar un trato más cercano a los visitantes, según ha explicado este viernes el responsable del museo, Gabriel Pinós.

Para la nueva muestra, las salas están, en buena parte, en penumbra para que sea la luz y el color que emiten los vitrales los que concentren la atención de los visitantes por una exposición dividida en dos partes: los vitrales en sí mismos y la técnica del vitral incorporada en el mobiliario.

Pinós ha destacado el carácter único de ‘Elogi al color’ porque recoge cuatro décadas de comprar y preservar el patrimonio, un trabajo que, considera, “no se trata solo del dinero”; la exposición contiene piezas de los interiores de hitos arquitectónicos como la Casa Batlló y otras edificaciones desaparecidas como la Casa Trinxet.

El responsable de la galería ha incidido en la dificultad añadida de trabajar con vitrales: “Una vez adquiridos, está el trabajo de restauración y creación de un cuadro de luces led para cada vitral que nos ayuda a exponerlos, pero también a transportarlos y almacenarlos”.

DE LAS IGLESIAS AL DOMICILIO PRIVADO

Entre las obras, contrasta la temática religiosa ejemplificada en la Verge de Montserrat o Sant Jordi con los motivos del ‘art nouveau’ inspirados en la fauna y flora mediterránea y la figura femenina.

Este contraste es, para Pinós, una clara muestra de cómo las artes aplicadas en la época modernista traspasaron, por medio de la burguesía, de vitral para edificios religiosos a domicilios particulares.

Un artista destacado de la exposición en el Museu del Modernisme es Frederic Vidal, que fue el introductor de la técnica del ‘cloisonné’ en Barcelona en 1899 a raíz de su estancia como aprendiz en Londres y las dos ciudades fueron las únicas en el mundo en utilizar esta técnica, y Pinós también ha resaltado las obras de los talleres de Rigalt, Maumejean y Camaló.

Comentarios de Facebook