Quantcast

Cómo hacer un currículum

Cuando estás interesado en un empleo, primero te postulas, luego esperas que el empleador vea tu postulación para contactarte. Sin embargo, durante ese momento, hay una cosa que entra en juego y es el currículum. La información que contiene es lo que determinara si eres el adecuado para dicha vacante. Pero no solo eso, otras características como el diseño, tipo de lenguaje, etc. también se tomen en cuenta.

Qué es un currículum

¿Crees que el currículum es una herramienta para interesar el empleador?

Es un documento que abarca todos los estudios, trabajos, aptitudes, cursos que has obtenido a lo largo de toda tu carrera profesional. Es una herramienta que se realiza justamente para demostrarle al entrevistador que eres el candidato acorde para la vacante, y así puedas obtener una entrevista.

Además de ello, le ofrece información relevante acerca de todo lo que has hecho hasta la fecha. Este escrito junto a la carta de presentación son los instrumentos perfectos para completar exitosamente un proceso de selección, ya que sus objetivos son llamar la atención del empleador.

Cómo se estructura un currículum

datos personales, experiencia laboral, formación, son algunas de las cosas que conforman una hoja de vida

El currículum está conformado por: datos personales, formación académica, formación complementaria, experiencias laborales, idiomas, manejo de programas e información complementaria. A continuación te los detallaremos, uno por uno.

  • Datos personales: Toda información referente a ti, es decir nombre y apellido, cédula de identidad, lugar de residencia, fecha de nacimiento, números telefónicos, correo electrónico, etc.
  • Formación académica: Esto quiere decir si cursaste el bachillerato, eres licenciado o técnico superior. En cuáles instituciones te formaste, fecha de inicio y finalización.
  • Formación complementaria: Se refiere si, además de tu formación académica, realizaste algún curso o postgrados sobre alguna carrera determinada.
  • Experiencia laboral: Aquellos empleos que has tenido la oportunidad de formar parte. En este campo colocas también, qué puestos ocupaste, cuáles eran tus tareas, nombres de las empresa, así como las fecha de ingreso y egreso.
  • Idiomas: Que otros idiomas dominas, sí inglés, francés, alemán, italiano, etc. Nivel de aprendizaje de estos, en cuáles instituciones las cursastes y si te dieron sus respectivos certificados.
  • Informática: Si manejas programas relacionados a la computación como, word, excel, photoshop, edición de video, bases de datos, etc.
  • Datos complementarios: Esto se refiere a aspectos que no necesariamente debes incluirlo en tu currículum. Entre ellos destacan: disponibilidad, preferencia de salarial, etc.

Tipos de currículum vitae

¿Ya sabes que modelos de curriculum elegirás?

Existen diferentes modelos de currículum, sin embargo queda en tu preferencia elegir el que mejor vaya con tu satisfacción. Ellos son: el cronológico, el inverso y funcional. En breve te los definiremos:

  • Cronológico: Es aquel que presenta tu información de las fechas más antiguas a las más actuales.
  • Inversa: Es el modelo más popular. Se basa en exhibir tus datos profesionales más recientes, enfocándose principalmente en tu formación y experiencia laboral más reciente, porque es esto lo que le interesa más a los empleadores.
  • Funcional: Este es perfecto si llevas una carrera profesional amplia. De modo que, al exhibir tu información por temas, ayuda al entrevistar a leer concisamente tus datos profesionales. Esto le permite seleccionar tus puntos más positivos, es decir tus habilidades, logros…y ignorar los no tan importante.

Tips para crear una hoja de vida exitosa

Al momento de redactar tu currículum, asegúrate en resaltar de forma sencilla tus aspectos fuertes para la vacante, y que estos vayan de la mano con los requisitos que exige la compañía.

Claro, eso no significa que vas a mentir para conseguirlo, sino usar tus aptitudes y experiencias laborales a favor tuyo; de esta forma podrás conseguir vender tu candidatura como la más destacada.

Para ello, debes seleccionar el formato y estructura idónea para ti. Luego, selecciona la información que consideres que debe aparecer allí. La idea es llamar la atención del empleador. Durante la redacción y estructuración es recomendable que uses verbos en tiempo presente.

Qué no debes colocar en tu hoja de vida

Recuerda no mientas sobre tus datos profesionales ni agregues idiomas que no dominas

Ahora que ya sabes cómo escribir un currículum es hora de mostrarte que algunos aspectos que no debes incluir en el mismo. Estos son:

  • Experiencias laborales, titulaciones, aptitudes no importantes: Dependiendo de la vacante, puedes adaptar tu datos profesionales a la mismas. Sin embargo, no es recomendable mostrar información de relleno, ya que lo único que hace esto es extender tu hoja de vida.
  • Exageraciones y mentiras: Escribir experiencias profesional, logros, habilidades que nunca has obtenido y desempeñado. Esto es algo que debes evitar, puesto que hay algunas compañías verifican si realmente trabajaste allí.
  • Opiniones o expresiones: Es decir, colocar temas relacionados con política, religión, o cualquier otro tópico semejante que pudiese comprometer tu candidatura.
  • Idiomas que no dominas: Esto es un error que cometen muchos. Si no tienes conocimiento de algún idioma, no lo agregues, ya que a la hora de que la compañía te pruebe o corrobore si es así, puedes quedar mal. En caso de si tengas dominio de algunos y puedas demostrarlo, inclúyelo, porque esto te ayudará a subir puntos.
Comentarios de Facebook