Quantcast

Cómo enseñar a tu gato a usar el arenero

Todos a amamos a estos felinos, y ¿cómo no? Los gatos han estado desde hace miles de años junto a los humanos, y aunque no son tan cercanos al hombre como lo es el perro, este animal ha formado parte importante en el desarrollo de las civilizaciones. Este lindo animal no es solo elegante, también es de mucha ayuda para mantener la casa limpia de ratones.

Es por ello que si estás pensando en adoptar un minino, pero no sabes cómo enseñarlo a usar un arenero y a como mantenerlo limpio, estás de suerte porque hoy te daremos unos consejos para que puedas solventar esto y añadir un nuevo integrante a tu familia.

El gato en la historia

Bastet la diosa de los gatos

Se piensa que la domesticación del gato se dio entre 7.500 a.C. y el 7.000 a.C. Y la perspectiva que ha tenido la humanidad sobre estos animales ha ido cambiando con el pasar de los siglos, siendo adorado por los egipcios, hasta ser asesinados por la Iglesia en la Edad Media. Actualmente son criados como compañeros en el hogar.

En Egipto, durante el tercer milenio a.C. los gatos eran venerados como dioses, no solo por su dulzura y belleza, esto se debe a las creencias egipcias sobre Bastet, quien era la diosa-gato y una mensajera del mundo espiritual. Además de que se creía que los gatos eran animales protectores.

Con la llegada de la Edad Media esta perspectiva cambio, en especial en las áreas rurales y los campos. Al principio los gatos eran bastante apreciados por su talento como cazadores. Con la llegada de la Inquisición en Europa, estos comenzaron a ser vistos como seres demoniacos y malévolos. En Irlanda creían que todo lo que tocaba este animal, como alimentos u otros animales, quedaba impuro.

Las penitencias por mantener un gato en la casa eran castigos que iban desde el ayudo o severas dietas a base de pan y agua. Aunque esto no aplicaba solamente para estos felinos, pues la iglesia penaba cualquier exceso de apego a cualquier animal. A pesar de esto, en algunos monasterios permitían la presencia de los gatos como forma de ahuyentar a los roedores y otras plagas.

Enséñale a usar el arenero

Entrena a tu gato

Cabe recordar que es un instinto natural de los gatos realizar sus actividades fisiológicas en materiales similares a la arena, así que no debes preocuparte por ello. Solo asegúrate de contar con un arenero adecuado apenas llegue a tu casa. Estos animales son muy higiénicos, para ello debes mantener la bandeja limpia y cambiar con regularidad su arena.

  1. Evita ubicar el arenero en lugares húmedos y oscuros o las habitaciones alejadas, en especial de zonas ruidosas como el cuarto de lavado, las lavadoras o secadoras. En especial evita ubicar su arenero lejos del agua y su alimento. Lo mejor es ubicarla en un sitio accesible y con intimidad para tu mascota.
  2. Elige una bandeja cómoda en la que tu gato se sienta a gusto. Una recomendación es usar un recipiente desechable y no muy profundo, esto puede ser durante sus primeras semanas. Más tarde podrás pasar a un arenero como tal.
  3. Es recomendable que la cantidad de arena sea suficiente y que la bandeja sea de un tamaño considerable. Esto se debe a que los gatos son animales extremadamente higiénicos y suelen cubrir con mucho cuidado sus desechos, es por ello que la arena debe tener una buena profundidad para que puedan enterrarlos y que el tamaño sea el suficiente para que pueda dar un giro completo en su interior.
  4. Lo recomendado para la profundidad de la arena es de unos 7 centímetros. Debes limpiarla una vez que esta haya sido utilizada, retira los desechos sólidos con ayuda de una pala, y deja que el resto sea absorbido por la arena.
  5. Debes vaciar por completo la bandeja al momento de cambiar la arena, y limpiarla con detergente y abundante agua caliente. Evita usar desinfectantes ya que algunos de estos son tóxicos para los mininos.
  6. Finalmente, si piensas tener más de un felino, recuerda ponerle una bandeja a cada uno, además de un arenero suplementario.

Ten paciencia durante todo este proceso, es un entrenamiento que durará aproximadamente unas tres semanas, por supuesto dependerá de cuan dispuesto esté tu gato de colaborar y de tu constancia.

Cómo preparar el arenero

Mantenimiento del arenero de tu gato
  1. Trata de que la cantidad de arena sea abundante, unos 7 centímetros es lo más recomendable.
  2. Retira los residuos sólidos con una pala, la arena absorberá lo demás.
  3. No uses desinfectantes ni químicos que sean demasiado agresivos al momento de vaciar y limpiar la bandeja.

En cuanto a la arena, los gatitos prefieren la arena compacta y aglomerante.

Consejos

Bajo ninguna circunstancia dejes a tu gato sin una bandeja sanitaria en caso de que vayas a salir de casa. Los gatitos no pueden retener la orina durante largos periodos de tiempo ya que pueden sufrir cistitis, que son formaciones de cristal en la orina.

La función del arenero no es solo para evitar que tu gato haga sus necesidades por todos lados, la verdad es que funciona como medida preventiva contra el FLUTD o la enfermedad del tracto urinario interior felino, el cual es un problema doloroso y fatal en el mayor de los casos.

Acude a tu medico si notas manchas en la arena de tu gato, es especial si son demasiado oscuras o de color rojizo, al igual si lo oyes quejarse al momento de hacer sus necesidades o notas un aseo excesivo en el área genital.

Y recuerda que si presentas síntomas de embarazo, o alguien de tu familia lo está, evita entrar en contacto con la arena ya que podrías correr el riesgo de contraer toxoplasmosis.

Artículo anteriorQué es un loft
Artículo siguienteCómo limpiar una licuadora
Comentarios de Facebook