Quantcast

Teresa Rodríguez espera que se restituya la legalidad tras la “jugada sucia” de su expulsión

La ya diputada no adscrita y líder de Anticapitalista en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha dicho este martes que confía en que “se restituya la legalidad” en el Parlamento andaluz tras la “jugada irregular y muy sucia” de su expulsión, y otros siete compañeros, del grupo parlamentario de Adelante Andalucía.

En una entrevista en Telecinco, Teresa Rodríguez ha achacado su expulsión a motivos políticos y ha explicado que a cuenta de la polémica suscitada por que esto haya ocurrido durante su permiso por maternidad, “han tenido que ir sacando argumentos sobre la marcha por intentar justificar lo que es injustificable”.

Ha explicado que intentan “acabar con la posibilidad de tener un partido andaluz y cumplir los compromisos electorales con los que Adelante se presentó a las elecciones para tener voz propia en Madrid y ser alternativa a un PSOE en Andalucía que durante 40 años no ha resuelto los problemas de esta tierra”. “Hacer frente a la derecha pero también plantear una alternativa a un PSOE-A atravesado por la corrupción”, ha apostillado.

Así, ha negado que toda esta situación se deba a las subvenciones que recibe Adelante del Parlamento para su mantenimiento pues señala que el origen de su expulsión es “una discrepancia política que deberíamos llevar de forma sana y, en este caso, en el grupo parlamentario somos mayoría los que pensamos de esta manera, once frente a seis”, esto para recalcar que “es absolutamente insólito, incluso a nivel jurídico, que seis personas puedan expulsar a otras once” del grupo.

Rodríguez ve “irregular y muy sucia” la “jugada” que le han hecho cuando la portavoz parlamentaria de Adelante y dirigente de IU, Inmaculada Nieto, “ha presentado un escrito a la Mesa del Parlamento sin consultar al propio grupo del que es portavoz y aprovechando que la presidenta, en este caso yo, está de permiso de maternidad”.

Sobre su relación con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, con quien acordó en septiembre una salida amistosa del partido morado, la política gaditana ha explicado que tienen una buena relación personal y que cuando llegaron al referido acuerdo en febrero, “en ningún momento nos plantearon que nosotros estuviéramos siendo tránsfugas, de hecho me encuentro con mi expulsión de Podemos hace dos días, después de la expulsión del grupo parlamentario”, ha matizado.

“No tiene ningún sentido, queremos que se restituya la legalidad en el Parlamento y volver al grupo para trabajar por la sociedad andaluza”, ha abundado Teresa Rodríguez, que ve “irregular e ilegal” esta situación, “que es gravísima y degrada de alguna manera también al Parlamento andaluz como institución”.

Con todo, ha garantizado que seguirá peleando para cumplir con el compromiso que les llevó a las instituciones, “tener una fuerza andaluza con voz propia en el Congreso de los Diputados y en Europa, y poder solidariamente y confederalmente con otros pueblos de España defender los intereses de mi tierra, que va a sufrir especialmente la crisis social y los recortes sanitarios”. “Ese objetivo es suficientemente importante como para que no nos demos por vencidos”, ha sentenciado.

Comentarios de Facebook