lunes, 21 septiembre 2020 22:22

Ola de incendios en Ourense supera las 9.000 hectáreas quemadas

La ola de incendios que afecta a Ourense desde el pasado fin de semana supera ya las 9.000 hectáreas quemadas en varios municipios de la provincia. Los de mayor envergadura son los registrados en Vilariño de Conso, Lobios y Cualedro, que siguen activos, según informa la Consellería de Medio Rural.

El de Vilariño empezó el domingo, en la parroquia de Sabuguido y, según las últimas estimaciones afecta a unas 2.000 hectáreas; la misma superficie provisional computada en el fuego que, desde el sábado afecta a Lobios. Registrado en la parroquia de Río Caldo, ha daño el Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés.

En Cualedro, donde ha quedado desactivada la alerta por proximidad a núcleos de población, se registran dos fuegos en la parroquia de Montes. El más grande se inició el domingo y afecta a unas 1.300 hectáreas. El segundo, iniciado el lunes, ha quemado unas 80 hectáreas.

Activos siguen también los incendios de Chandrexa de Queixa –con unas 500 hectáreas quemadas– y Rairiz de Veiga, en la parroquia de Sabariz, que ha dañado 300 hectáreas; así como el de Vilardevós, que empezó en la madrugada del lunes en la parroquia de Vilar de Cervo y ha afectado ya a una superficie de 350 hectáreas.

En Manzaneda siguen activos tres fuegos: uno en la parroquia de Cernado, que afecta provisionalmente a unas 450 hectáreas de superficie; y uno en la parroquia de Paradela, que se unió al registrado en San Martiño, lo que, según la Xunta, evidencia “la clara intencionalidad”. Entre los dos últimos suman una superficie arrasada de 400 hectáreas.

También activos siguen los fuegos de A Mezquita, que entró el lunes procedente de Zamora y afecta ya a 450 hectáreas; y Montederramo, en la parroquia de Gabín, que ronda las 30 hectáreas quemadas.

ESTABILIZADOS, BAJO CONTROL Y EXTINGUIDOS

Estabilizados están los fuegos de Vilar de Barrio, A Gudiña y Muíños, tras quemar, respectivamente, 700, 150 y 11 hectáreas –en el caso del de Muíños estas 11 hectáreas afectan al Parque do Xurés–.

Controlados están los fuegos de Laza y A Pobra de Trives, tras quemar en el primer caso 60 hectáreas y 50 hectáreas en el segundo.

También permanece controlado desde el lunes el fuego registrado en el municipio lucense de Ribas de Sil, que se inició con cuatro focos simultáneos y ha afectado a unas 60 hectáreas.

Finalmente, según la información de Medio Rural, a las 14,10 horas quedaron extinguidos los incendios registrados en Maceda, tras afectar a unas 222,08 hectáreas.

“INGENTE LABOR” DE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD

En el marco de esta ola de incendios, el subdelegado del Gobierno en Ourense, Emilio González, se ha reunido este martes con el alcalde de Vilar de Barrio, Manuel Conde, y con otros miembros de la Corporación, ante los que ha defendido la “ingente” labor que desarrollan las fuerzas y cuerpos de seguridad para detener a los incendiarios.

González ha transmitido el compromiso del Gobierno de España en la lucha contra los fuegos y ha recordado que varios medios movilizados por la UME y el Ministerio continúan actuando en las tareas de extinción.

MEDIDAS URGENTES

Por su parte, la CIG ha emitido un comunicado en el que exige la dimisión del director xeral de Montes por “no reforzar la prevención” ante las previsiones meteorológicas.

Al tiempo, ha instado a la Xunta a acometer “medidas urgentes” para fortalecer el sistema de prevención y de extinción que vayan “más allá de esperar a que llueva”.