Quantcast

Navarra advierte que la situación es “muy delicada” con 406 personas ingresadas

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha advertido de la situación “muy delicada” de la Comunidad foral, que tiene 406 personas ingresadas por Covid-19, 56 de ellas en la UCI (tres más que el día anterior).

Así lo ha señalado la consejera en una rueda de prensa en la que ha remarcado que la situación sanitaria y epidemiológica de Navarra es “muy preocupante”, después de que este jueves hayan vuelto a aumentar los casos positivos nuevos en la Comunidad foral hasta los 634.

Según ha explicado, este jueves se realizaron 4.572 pruebas de detección, entre PCR y test de antígenos, la cifra más alta de pruebas en un día realizada hasta ahora y ha detallado que la tasa de positividad se ha situado en el 13,9%.

La consejera de Salud ha advertido de que “estamos en una situación muy delicada” que “exige un abordaje integral y contundente” ante “niveles altos” de contagio, “más de lo que esperábamos”. “La situación sanitaria y epidemiológica es muy preocupante y está teniendo repercusiones en el sistema sanitario”, ha subrayado.

Por ello, ha recordado que, en Atención Primaria, se ha decidido abrir durante los fines de semana los centros de salud de Ansoáin, Mendillorri y Ermitagaña para el diagnóstico y seguimiento de los casos Covid. Y en la red hospitalaria se ha optado por la desprogramación quirúrgica de actividad no urgente, “siempre tratando de que sea el menor posible y proteger lo no demorable”.

“El sistema sanitario hará todo lo que pueda hacer para garantizar la asistencia, pero una vez más se pone en evidencia que lo decisivo es actuar sobre los contagios y la incidencia del virus y en esto la participación y la implicación social es fundamental”, ha subrayado Induráin.

Ha incidido así la consejera en que “es decisivo cortar los contagios que generan ese impacto asistencial”, ya que “el aumento de casos está sometiendo a la red hospitalaria a una importante reorganización tanto de recursos materiales como humanos”.

“Este es el momento de que seamos conscientes de la realidad sanitaria y epidemiológica, cada cual debe y tiene que situarse, es el momento de pensar en la gravedad general de la situación y de pensar en sumar y aportar por el bien común para reconducir esto entre todos”, ha aseverado Induráin.

En esta línea, ha reiterado que “necesitamos que se disminuya la movilidad, la interrelación, que se aplace lo aplazable y que aquello que no sea imprescindible no se haga, porque necesitamos frenar esta curva”.

Asimismo, sobre las últimas medidas de restricción adoptadas, que incluyen el cierre perimetral de la Comunidad o la limitación de los convivientes en espacios privados, ha señalado que “necesitan más tiempo para ver el grado de repercusión que tienen en los objetivos que queremos lograr”. Y ha afirmado que se están “analizando y evaluando”.

“SE ESTÁ LLEGANDO AL LÍMITE SIN AFECTACIÓN GLOBAL”

Por su parte, el director gerente del Complejo Hospitalario de Navarra, Alfredo Martínez, ha abordado la situación actual de los hospitales y ha detallado que “la atención a la demanda” de Covid que llega “requiere ya redirigir recursos que se estaban utilizando para el sector no Covid”. Según ha dicho, “la situación hospitalaria está llegando al límite de respuesta sin afectación a la atención global de la población”.

Ha afirmado Martínez que “la tendencia a día de hoy nos hace pensar que seguramente esta semana el número de personas diagnosticadas supere las de la semana pasada”, lo que tendrá un impacto “significativo” en el ámbito sanitario. Así, “en torno a un 5% requerirá hospitalización, en torno a 5 por 1.000 van a necesitar una cama de UCI y en torno a un 5 por 1.000 van a fallecer por esta infección”.

“Nos estamos acercando de una manera muy significativa al número de ingresos que teníamos la semana del 16 de marzo, semana que se decretó el confinamiento global de todo el país”, ha expuesto el director gerente del CHN, quien ha subrayado, además, que “cada vez la diferencia entre el número de ingresos y altas es mayor”.

Igualmente, ha explicado que el número de altas de UCI “no compensa el número de ingresos que estamos teniendo, lo que nos está obligando a abrir de manera progresiva nuevos puestos de críticos para atender esta demanda”.

A la vista de esta situación, ha detallado que “todo el sistema sanitario se está reorganizando para dar respuesta” a la alta incidencia, pero ha alertado de que “si la expansión se sigue produciendo tendremos que volver a establecer prioridades a la hora de ingresar e intervenir quirúrgicamente”. “Cada semana que tengamos que mantener este tipo de ajustes repercutirá también en la salud del resto de la población”, ha remarcado.

Según ha precisado, hasta el momento “hemos podido abrir plantas para no Covid, reajustar turnos, de tal manera que la actividad se ha mantenido”, pero ha explicado que “a día de hoy la necesidad fundamental de disponer de profesionales ha llevado a que la semana que viene tengamos que proceder a una desprogramación quirúrgica”.

En esta línea, ha detallado que la actividad “será similar a lo que se hace en verano”, una desprogramación prevista en principio durante la próxima semana, aunque es previsible que se tengan que alargar una semana más.

Y ha avisado de que “si la tendencia en el incremento de contagios no se revierte lo que esta semana será una programación de verano no sabemos cuál puede ser el escenario de la semana que viene”. Según ha indicado, unas 30 personas al día pueden verse afectadas la próxima semana por estas medidas de desprogramación.

Para el director gerente del CHN, “el sistema se encuentra en una situación que está apunto de superar su capacidad de adaptación sin repercusión en la atención no Covid” y ha detallado que “prácticamente el edificio de hospitalización general del antiguo Virgen del Camino es un hospital Covid”.

En cuanto a los profesionales afectados por Covid, ha explicado que la mayor parte de afectados “vienen también de los ámbitos sociales y familiares” con “pequeños brotes que se están dando en el ámbito laboral pero de personas que se contagiaron en el ámbito social”. Según ha indicado, la proporción de profesionales afectados es “similar a la de la población en general”.

Comentarios de Facebook