Compartir

En periodo estival y sobre todo en los primeros días de mercado, son muchos los nombres de futbolistas que suenan y no solo para recalar en un sólo equipo sino en varios.

En este tipo de cuestiones el Granada no se ha quedado al margen en las últimas fechas. De hecho se podrían contabilizar hasta dos decenas de jugadores los que se han ligado al futuro de la entidad rojiblanco en diversos medios de comunicación y redes sociales. Sin embargo, son tres los futbolistas que, de momento, sí parecen interesar a la dirección deportiva del Granada.

Por encima de los dos primeros, Luis Milla, jugador en este momento en propiedad del CD Tenerife, es un valor por el que el Granada apuesta para su futuro inmediato. Joven y con gran proyección, la entidad canaria se remite a la cláusula de rescisión de cinco millones de euros para que salga de las Islas con destino a Los Cármenes. Por su parte, el Granada trata de rebajar ostensible esa cantidad para traer a la ciudad de La Alhambra al hijo del que fuera jugador del Real Madrid y Barcelona, entre otros equipos.

Además, suenan con fuerza los nombres de Narváez y Arana. El colombiano Juanjo Narváez ha recalado la pasada temporada, en calidad de cedido, en el Almería, participando en 33 encuentros y anotando dos goles. El transfer de este delantero es propiedad del Real Betis.

Por su parte, Guilherme Arana es un lateral zurdo que pertenece a la disciplina del Sevilla FC y que de momento no entra en los planes del flamante entrenador sevillista Julen Lopetegui. El hecho de que Álex Martínez finalice contrato y de que Adri Castellano muy probablemente saldrá a modo de préstamo con dirección a otro club, hace que se antoje fundamental la contratación un lateral izquierdo de garantías, siendo Arana del gusto del cuerpo técnico rojiblanco.