Compartir

La Guardia Civil en dos nuevas operaciones contra el cultivo y tráfico ilegal de marihuana, ha intervenido 1590 plantas de cannabis sativa y ha desmantelado dos centros de producción de marihuana en las localidades de Santa Fe y Purullena. En estas dos operaciones han sido puestas a disposición judicial un vecino de Santa Fe, un hombre de 36 años de edad que ha sido investigado; y dos vecinos de Guadix, un hombre de nacionalidad dominicana de 50 años de edad que ha sido detenido, y un hombre de 27 años de edad que ha sido investigado, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por cultivo de droga y por un delito de defraudación de fluido eléctrico.

La primera operación tuvo lugar sobre las 8:30 horas del pasado jueves en una vivienda de Santa Fe. Los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de esa localidad tuvieron noticias de la posible existencia de una plantación ilegal de cannabis sativa y las pesquisas corroboraron la información recibida. Todos los indicios encontrados durante la investigación hacían sospechas que dicha vivienda era un centro de producción de marihuana.

Durante la mañana del día 22 la Guardia Civil registró el domicilio  sospechoso y los agentes que participaron en el dispositivo encontraron dos habitaciones dedicadas al cultivo interior de plantas de cannabis sativa. En la primera había 144 plantas y en la segunda 946.

500 plantas de cannabis en Purullena

Unas horas después, sobre las 12:00 horas, la Guardia Civil de Guadix desplegaba un dispositivo en torno a una vivienda de Purullena y los agentes procedían a registrar dicho domicilio tras haber confirmado unas informaciones que apuntaban que dentro se cultivaba cannabis sativa a gran escala.

La Guardia Civil localizó 500 plantas de cannabis sativa y todo lo necesario para poder cultivarlas en el interior de la vivienda, entre otras cosas una conexión ilegal a la red eléctrica.