Quantcast

Cantabria limita el derecho de reunión a 10 personas y apoya el “toque de queda”

Las nuevas restricciones aprobadas por el Gobierno de Cantabria para evitar la expansión del Covid-19 entrarán en vigor la noche del sábado al domingo e incluyen la limitación de las reuniones sociales, de amigos y familiares a grupos de un máximo de diez personas. Esta medida estará sujeta a ratificación judicial al suponer “una clara limitación del derecho de reunión” que hasta ahora “no existía”.

A la vez, Cantabria apoya la restricción de la movilidad nocturna, el llamado “toque de queda” planteado a nivel nacional, al entender que ayudaría a “reducir sustancialmente la celebración de fiestas y reuniones de personas tras el cierre de los establecimientos de hostelería y restauración, fijado a las 11 de la noche –con prohibición de admitir nuevos clientes a partir de las diez–.

En la hostelería se limita el aforo al 50% en el interior, se reduce a seis el número de personas que pueden compartir mesa, y se prohíbe fumar en las terrazas, que podrán mantener un aforo del 75%.

Así lo ha anunciado este viernes el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, quien ha anunciado que el Gobierno de Cantabria está estudiando medidas para compensar al sector de la hostelería por los efectos de estas restricciones.

El consejero ha explicado que las nuevas medidas se enmarcan en el acuerdo aprobado este jueves en el Consejo Interterritorial de Salud, y responden a la evolución de la pandemia en Cantabria, que está siendo “muy intensa” pese a que “comparativamente” la comunidad autónoma está en una situación “muy buena”, “de las mejores”.

No obstante, ha destacado que de los cinco indicadores epidemiológicos establecidos para determinar el nivel de alerta en cada territorio, Cantabria está en riesgo muy alto en tres y en riesgo alto en dos.

Así, la incidencia acumulada de casos en los últimos 14 días es de 240 por cada 100.000 habitantes (riesgo alto) y en los últimos siete días de 160 (riesgo muy alto); mientras que la incidencia acumulada en mayores de 65 años es de 183 en 14 días (riesgo muy alto) y 115 en la última semana (riesgo muy alto). El porcentaje de positividad de las pruebas es del 10,8% (riesgo alto).

NIVEL DE ALERTA 2

De otro lado, los indicadores sobre la situación de los hospitales sitúan a Cantabria en riesgo bajo, con un 4,5% de camas ocupadas por pacientes Covid y un 9,8% en el caso de las unidades de cuidados intensivos. El consejero ha explicado que la combinación de los dos grupos de indicadores sitúan a Cantabria en nivel de alerta 2, si bien teniendo en cuenta solo los epidemiológicos subiría a nivel 3.

“La situación es mala, nos salva la situación de la presión hospitalaria”, ha resumido. Según ha explicado, las medidas adoptadas por el Gobierno de Cantabria, que se publicarán este viernes en el BOC, obedecen en su mayor parte a las establecidas por el Ministerio para el nivel de alerta 2.

La limitación del derecho de reunión a 10 personas, que no afecta al ámbito educativo al tener su propia regulación, tendrá que ser ratificada por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) por suponer la limitación de un derecho fundamental.

LIMITACIÓN DE AFOROS

El resto de las medidas giran fundamentalmente en torno a la limitación de aforos, que será del 50% en el interior de establecimientos de hostelería y restauración -incluidos hoteles-; en los locales comerciales, en bingos y residencias de estudiantes (zonas comunes). En los mercadillos el aforo será del 75%.

En el ámbito cultural se permite el 75% de aforo en cines, teatros, auditorios, bibliotecas, archivos, museos etc con un metro y medio de separación. En el caso del deporte federado, la resolución se remite a lo establecido por el Consejo Superior de Deportes, y en el no federado, se reduce al 20% el aforo de los campos del Racing y la Gimnástica, que acababa de aumentarse al 30% la semana pasada.

El consejero ha puntualizado que antes de cada partido tiene que haber una evaluación del riesgo, de forma que en función de la evolución de la pandemia se podrá decidir que el partido se celebre sin público.

Por otro lado, ha explicado que no se han planteado prohibir fumar en la calle aunque si por él y por el equipo de Salud Pública fuera, ya lo habrían hecho. “Es una medida muy recomendable de cara a la salud de la población, aunque posiblemente coarte libertades”, ha admitido tras recordar que hasta ahora solo se había prohibido fumar en la playa y ahora también en las terrazas.

REGULACIÓN “FLEXIBLE”

En todo caso, Rodríguez ha recalcado que la nueva resolución, que entrará en vigor a medianoche del sábado al domingo -la noche del cambio de hora- es un documento “vivo y flexible” que habrá que ir adaptando en las próximas semanas en función de la evolución de la pandemia.

Rodríguez ha explicado que es “difícil” evaluar cuándo cambiará la tendencia pero está constatado que los efectos en la presión hospitalaria se producen “con un tiempo de latencia”, por lo que “es previsible que en las próximas semanas aumente”, lo que “obligará a volver a evaluar el riesgo e implantar nuevas medidas”.

El consejero ha precisado que a día de hoy, la baja ocupación de camas Covid permite mantener al ritmo establecido la actividad quirúrgica, que en Valdecilla es del 98%.

Sobre el ‘toque de queda’, ha dicho que ese término “suena a otra cosa” por lo que ha hablado de restricción de la movilidad nocturna, y ha destacado que una amplísima mayoría de comunidades autónomas consideran que es una medida necesaria, y las diferencias están en cómo ejecutarla y en que sea o no una decisión autonómica.

“Parece que el estado de alarma sería el encuadre jurídico más adecuado”, ha señalado el titular de Sanidad, quien ha subrayado que al Gobierno de Cantabria “la forma jurídica nos da igual” y que “lo importante” es que “se imponga, si se puede desde un punto de vista administrativo”.

Comentarios de Facebook