Compartir

La Concejalía de Servicios Sociales que dirige Ana Teresa Mendoza Jiménez ha adquirido 5 camas articuladas eléctricas que pondrá a disposición de las personas que necesiten este material en sus casas y que no puedan adquirirlas. Para ello creará un servicio de préstamo a las familias que requieran este servicio y atender con ello la demanda de personas mayores o con discapacidad. Una vez no sean utilizadas serán devueltas nuevamente a la Concejalía para un nuevo uso.

Las camas articuladas ya han sido adquiridas por el consistorio galdense dando respuesta a la demanda de familias que aun viéndose con esta necesidad, debido al coste de dichas camas, no han podido asumirlo. Es por ello que el Ayuntamiento ofrecerá este servicio disponiendo de estas cinco camas que irán atendiendo las demandas y facilitando la vida a esas personas.

Ana Teresa Mendoza explicó que la idea surge de la necesidad de dar respuesta a los casos de personas mayores o con alguna discapacidad que requieren este tipo de camas, teniendo en cuenta, sobre todo, a personas mayores, y aún más si  existen patologías asociadas. O, por otro lado, atender con ellas a un cierto número de personas que deben pasar largos periodos de tiempo encamados con las consecuencias que esto conlleva tanto para ellas mismas como para las personas de su entorno.