Compartir

La concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Rosa Viera, ha solicitado este miércoles 21 de agosto al Alcalde capitalino, Augusto Hidalgo (PSOE), que disponga “más medios humanos y económicos” para erradicar las casas ocupadas que existen en barrios como La Isleta o Arenales.

Viera explica que la situación que viven los vecinos de un inmueble situado en la calle Roque Nublo, abandonado y ocupado por personas drogodependientes que lo usan para consumir y pernoctar, según ha denunciado la Asociación El Timonel de La Isleta, es “idéntica” a la que se vive en la calle Molino de Viento, en Arenales.

“Se trata de dos ejemplos que demuestran la mala gestión del gobierno de Augusto Hidalgo, incapaz de atajar un grave problema de convivencia y seguridad a pesar de pregonar de forma permanente que dispone de más recursos que nunca”, denuncia la edil.

En estos casos, si no se localiza a los titulares de estas viviendas, el Ayuntamiento puede iniciar el procedimiento administrativo para el derribo de las mismas. “Sin embargo no se apoya a los trabajadores municipales con más personal y recursos económicos, por lo que se ven desbordados y los plazos se alargan mientras los vecinos padecen las consecuencias”, continúa.

La concejal popular destaca asimismo “el drama personal que viven estas personas drogodependientes, que requieren de una atención social especializada, coordinada con otras administraciones, y que no pueden estar abandonadas a su suerte mientras, precisamente a causa de la situación que atraviesan, generan graves problemas de convivencia con los vecinos y vecinas de los barrios donde encontramos estas casas ocupadas”.

“Vamos a solicitar de forma inmediata los informes técnicos elaborados hasta el momento en relación a la vivienda de la calle Roque Nublo, para hacer seguimiento al procedimiento e intentar agilizarlo al máximo posible, y mientras tanto, que se arbitren medidas paliativas como el tapiado de los accesos”, añade Viera.

En Las Palmas de Gran Canaria barrios como Guanarteme, Arenales o La Isleta padecen problemas de esta naturaleza. “Mientras el PSOE pregona estar al frente de un gobierno social, se abandona a estas personas en situación de exclusión severa y también a quienes padecen sus comportamientos. Es hora de que la novena ciudad de España gestione de forma rápida y eficaz este tipo de situaciones”, concluye.