Compartir

Esta semana “Diario ganadero Villa Agüimes”, iniciativa de la Concejalía de Desarrollo Rural, cuenta la experiencia de Serafín Navarro Benítez, Un joven ganadero profesional de 28 años de edad, que recoge el testigo de la actividad de su padre por pura vocación a este oficio tradicional.

  

   Este joven ganadero de Agüimes apuesta por una ganadería sostenible mejorando la genética de la cabra majorera.

Desde el 2011 está al frente de una explotación lechera en La Laguna del término municipal de Agüimes, que cuenta con una cabaña de 320 cabezas de ganado caprino, con 4 lotes de cabras parideras que garantizan una producción de 200 litros de leche diarios y que comercializa a una industria láctea.

Desde el año 2016 desarrolla un Programa Mejora Genética de Cabra Majorera cuyo objetivo es conseguir una explotación más rentable. Para ello, el programa busca los ejemplares que, por sus características genéticas, tienen tendencia a producir más leche, a lo que hay se suma factores determinantes como son la alimentación, las condiciones de salubridad y las ambientales.

Una cabra puede dar un promedio de 2 litros de leche diario, cantidad que podría verse incrementada de forma notable en especies genéticamente seleccionadas y en ambientes con un correcto mantenimiento y alimentación.

Una vez detectados los individuos que presentan mejores características genéticas, el programa de selección continuará con la reproducción y el análisis de la segunda generación. Así sucesivamente hasta obtener una cabaña de condiciones genéticas óptimas para incrementar los resultados.