Compartir

Josimar Hernández señala que este verano se ha producido un notable incremento de residuos voluminosos en la vía pública 

 

El Ayuntamiento de La Laguna, a través de la Concejalía de Servicios Municipales que dirige Josimar Hernández, recuerda que existe un servicio gratuito de recogida de muebles y enseres domésticos y pide que los vecinos del municipio hagan uso del mismo ante el incremento de residuos voluminosos en la vía pública de manera incontrolada.

El concejal de Servicios Municipales, Josimar Hernández, explica que la recogida de muebles y enseres “es un servicio totalmente gratuito, por lo que pedimos la colaboración de la ciudadanía para conseguir entre todos un municipio más limpio y menos contaminante, que debe avanzar con mayor firmeza hacia la adecuada gestión de sus residuos”. La recogida se lleva a cabo a través de la empresa Urbaser, como entidad concesionaria del servicio de recogida de residuos y limpieza viaria de La Laguna

Exif_JPEG_420

En los últimos años se ha venido produciendo un notable incremento de la presencia de residuos voluminosos y electrónicos en la vía pública sin previo aviso, especialmente en los meses de verano. Así, en agosto de 2016 se recogieron 127.720 kilos de muebles y enseres, una cifra que aumentó hasta 155.240 kilos en el mismo mes de 2017 y hasta 180.900 en agosto de 2018. Finalmente, en agosto de este año se recogieron 187.150 kilos. Además, en el mes de julio de 2019 se alcanzó el récord de recogida de este tipo de residuos, con 204.948 kilos. A estas cantidades hay que sumar la recogida de aparatos eléctricos y electrónicos, que en el  mes de julio fue de 11.480 kilos y en agosto de 13.680 kilos.

Desde la Concejalía de Servicios Municipales se recuerda que para solicitar este servicio puede llamarse al teléfono gratuito 900 102 925 para proceder a su retirada. Adicionalmente también se realiza uno o dos días en semana un servicio especial de recogida de residuos eléctricos y electrónicos llamando previamente al mismo teléfono. Estos residuos requieren un proceso especial, ya que hay que tratarlos en la planta de reciclaje del gestor autorizado Reelcan.