lunes, 20 mayo 2024 7:31

Rubiales sera juzgado por el beso no consentido a Jenni Hermoso

Luis Rubiales se enfrenta hasta a cuatro años por lo sucedido con Jenni Hermoso

La Audiencia Nacional ha autorizado el juicio contra el expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, y el exseleccionador femenino, Jorge Vilda, por el incidente del beso a la jugadora Jennifer Hermoso durante la final del Mundial celebrado en Sídney (Australia) el 20 de agosto, así como por las presuntas coacciones posteriores.

La tercera sección de lo Penal ha anunciado esta decisión al desestimar los recursos presentados por Rubiales, Vilda, así como por los otros dos investigados, el exdirector deportivo de la selección Albert Luque y el exresponsable de Marketing Rubén Rivera, contra la resolución del juez del caso, Francisco de Jorge, en la que se recomendaba llevar a juicio a los implicados.

Rubiales
Rubiales

Rubiales, acusado por coacciones y por un delito contra la libertad sexual

En cuatro resoluciones, una por cada apelante, la Sala argumenta que en la etapa procesal actual del caso no se busca demostrar los hechos, sino que se trata de un impulso procesal en el cual el órgano instructor debe evaluar si existen indicios suficientes para proseguir con el procedimiento judicial. En este contexto, la Sala concluye que los hechos mencionados en la resolución impugnada contienen indicios que coinciden con la descripción típica de un delito contra la libertad sexual y otro de coacciones, ya sea según el artículo 172.1 del Código Penal o de naturaleza leve.

El tribunal señala que las implicaciones legales del beso y del consentimiento «no pueden ser evaluadas en esta etapa» y advierte a los apelantes que no pueden intentar confrontar las declaraciones como si estuvieran en el juicio oral durante este proceso. Este auto también señala que los testimonios narran sucesos que podrían enmarcarse en ambos delitos, por lo que el desafío probatorio corresponderá a la etapa del juicio y no a la instrucción, que se limita a determinar la existencia de indicios y su adecuación a un tipo penal. Ambas condiciones se cumplen en la resolución impugnada.

Hasta cuatro años de prisión

En su presentación de cargos, la Fiscalía pide una condena de dos años y medio de cárcel para Rubiales por los delitos de agresión sexual y coacción, y un año y medio de prisión por coacción para los otros tres acusados. Además de la pena de cárcel, la fiscalía solicita para Rubiales una inhabilitación para desempeñar funciones en el ámbito deportivo durante el período de condena, dos años de libertad condicional y la prohibición de comunicarse con la jugadora.

Por último, también se solicita que solicita que Rubiales indemnice a Hermoso con 50.000 euros, la misma cantidad que se reclama a los otros tres acusados, aunque en este caso de forma conjunta y solidaria debido a todo el proceso por el que ha pasado la futbolista en los últimos meses. Tampoco podrá acercarse a ella a menos de 200 metros durante cuatro años.