La DGT da un aviso muy serio a todos los conductores

Durante los meses de invierno, las fuertes rachas de viento son habituales en España. De hecho, en las últimas semanas la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha decretado alertas en varias comunidades por nevadas y vendavales que complican y vuelven más peligrosa la conducción. Según advierte la Dirección General de Tráfico (DGT), después de la lluvia y la niebla, los vientos intensos son los fenómenos meteorológicos que más accidentes de tráfico generan. En este artículo te contaremos cómo prevenirlos y te brindaremos las claves para conducir con total seguridad en los días de fuertes vientos.

DGT: El principal riesgo: la desestabilización del vehículo

Dgt: El Principal Riesgo: La Desestabilización Del Vehículo

De acuerdo a lo informado por la DGT, el peligro de los fuertes vientos radica en que pueden aparecer repentinamente y hacer que el vehículo se desvíe de su trayectoria prevista de forma imprevista. Las ráfagas desestabilizan el vehículo, modificando su rumbo e incluso yendo a lanzarlo contra otros vehículos o obstáculos. Esta pérdida de control y estabilidad suele pillar por sorpresa al conductor, que no puede reaccionar a tiempo para contrarrestar la incidencia del viento, especialmente cuando es en forma de rachas intermitentes.