Alerta sanitaria por un pescado muy común en los supermercados y pescaderías de España

El atún es una de las variedades de pescado más consumida en España y en todo el mundo. Sin embargo, un reciente estudio internacional ha confirmado que los niveles de mercurio en esta popular especie se mantienen prácticamente igual que hace 50 años, lo que supone un serio riesgo, especialmente para los grupos más vulnerables. Los investigadores analizaron muestras de unos 3.000 atunes capturados en los océanos Pacífico, Índico y Atlántico entre 1971 y 2019. Los resultados muestran que no ha habido una disminución significativa de los niveles de mercurio en este tiempo, a pesar de las medidas adoptadas contra la contaminación. En este artículo te contaremos que efectos nocivos puede tener para tu salud consumir este tipo de pescado.

Pescado contaminado: El metilmercurio, una sustancia tóxica en especial para fetos y niños

Pescado Contaminado: El Metilmercurio, Una Sustancia Tóxica En Especial Para Fetos Y Niños

El problema radica en que gran parte del mercurio presente en este tipo de pescado se encuentra en forma de metilmercurio, un compuesto orgánico de esta sustancia altamente tóxico que puede causar daños en el sistema nervioso, sobre todo cuando este aún se encuentra en desarrollo. Por ello, los grupos de mayor riesgo son los fetos en gestación y los niños pequeños. Incluso en dosis relativamente bajas, la exposición continua al metilmercurio durante la etapa de formación del cerebro puede provocar graves consecuencias como discapacidades motoras, visuales, auditivas e intelectuales. [/nextpage]

Objetivos insuficientes de reducción de emisiones

Objetivos Insuficientes De Reducción De Emisiones

Si bien se han logrado avances en políticas contra la contaminación por mercurio procedente de actividades como la minería, los investigadores concluyen que no han sido suficientes y que se necesitan medidas más agresivas y objetivos más ambiciosos de reducción de emisiones de mercurio. Solo así se podrá empezar a revertir la tendencia y disminuir los niveles de esta sustancia tóxica que llevan décadas estancados en los atunes y otros pescados predadores.