Warner se carga a un actor de ‘Superman: Legacy’ por sus críticas a Israel, o eso asegura él

El reciente ataque perpetrado por Hamás contra Israel, seguido de las acciones desproporcionadas de Israel en represalia hacia la población palestina, ha colocado a una parte destacada del mundo del entretenimiento de Hollywood en una situación difícil.

[nextpage]

Warner se carga a un actor de ‘Superman: Legacy’

Warner Se Carga A Un Actor De 'Superman: Legacy' (Actor)

La posición oficial, respaldada por el gobierno de Joe Biden, consiste en apoyar las decisiones de Benjamin Netanyahu, incluso si estas implican violaciones de los derechos humanos, lo que significa que aquellos que se desvíen de este enfoque y critiquen a Israel podrían enfrentar consecuencias profesionales adversas. Ejemplos de esto incluyen el despido de Melissa Barrera de la última película de «Scream», así como la pérdida de representación de Susan Sarandon por parte de su agencia. Se ha mencionado también el caso de Bassem Youssef, aunque este último afirma que su situación está relacionada con este tema.

Youssef, reconocido como el Jon Stewart del Medio Oriente, es un humorista egipcio que ganó notoriedad hace meses por sus comentarios sarcásticos durante una entrevista en el programa «Piers Morgan: Uncensored», donde cuestionaba de manera irónica los ataques aéreos israelíes en Gaza.

Sus palabras, que señalaban la práctica de advertir a los civiles antes de bombardearlos, generaron repercusión. «Dicen que Israel es la única fuerza militar del mundo que avisa a los civiles antes de bombardearlos. ¡Qué bonito, joder!», expresó Youssef. «Es muy bonito por su parte, porque con esta lógica, si las tropas rusas empezaran a avisar a los ucranianos antes de bombardear sus casas, Putin nos parecería bien».

Recientemente, Youssef reveló que estas declaraciones le costaron un papel en «Superman: Legacy», una película escrita y dirigida por James Gunn, concebida como un reinicio para el Universo DC, programado para estrenarse el 11 de julio de 2025. El elenco, que ha ido tomando forma en los últimos tiempos con nombres como Rachel Brosnahan y David Corenswet, recibió la adición de Youssef en un momento dado, pero finalmente esa oportunidad se desvaneció, y el cómico atribuye esto a sus opiniones sobre Israel. En una entrevista con Salon, explicó: «Andaba un poco amargado por haber perdido el papel y muy triste, porque en los Estados Unidos de América se puede hablar de Joe Biden y de Donald Trump, pero no se puede criticar a un gobierno extranjero.

Es algo muy triste». Sobre la situación, añadió: «Por eso me contrataron para Superman y luego me dijeron ‘hemos cambiado el guion’, tras esta entrevista de Piers Morgan. Quiero suponer buena fe. Quiero creer que es verdad». Youssef asume que la decisión de Gunn estuvo influenciada por la directiva de Warner. «Entiendo que quizá la gente que está al mando, que tomó la decisión, me miró y no quiso tenerme. Y quizá lo entiendo».

[/nextpage][nextpage]

¿Qué fue lo que pasó?

Image 43 4

«Si yo fuera un árabe musulmán y estuviera al frente de Warner Bros, no me gustaría que un pro-sionista o un pro-Israel estuviera en mi película si atacara a mi gente. Lo comprendo. Esto es lo que tenemos que diseccionar: cuando ataco a Israel, ataco su política, no estoy atacando al pueblo judío». Como era de esperar, estas declaraciones han generado mucha controversia y han recibido duras críticas contra James Gunn, pero podrían no ser del todo precisas. Variety ha investigado, consultando fuentes cercanas a la producción, y parece que la cronología no coincide. Las opiniones de Youssef contra Israel no habrían afectado su trabajo.

Gunn de hecho habló con Youssef sobre un papel, pero nunca le hizo una oferta formal y las conversaciones se congelaron: su personaje fue eliminado del guion durante una reescritura previa al ataque de Hamás contra Israel que intensificó el conflicto, y también antes de las huelgas que sacudieron Hollywood en 2023. Gunn ya tenía un nuevo borrador de Superman: Legacy para el 27 de septiembre, una vez terminada la huelga de guionistas y habían pasado 20 días desde los ataques.

El problema es que en ese momento aún continuaba la huelga de actores (que no terminó hasta el 9 de noviembre), así que nadie pudo informar a Youssef de inmediato. Se enteró de que había sido oficialmente apartado de la película en noviembre, cuando la escena internacional estaba conmocionada por las acciones del gobierno israelí. Gunn, a través de Twitter, ha confirmado esta versión de la historia como «correcta».

[/nextpage][nextpage]

Las polémicas pueden generar malas pasadas

Image 43 6

Los actores y actrices, como figuras públicas, a menudo se encuentran bajo una intensa y constante vigilancia por parte de los medios de comunicación y el público en general. Si bien es natural tener opiniones y participar en debates sobre temas sociales o políticos, es importante para los intérpretes ser conscientes del riesgo que conlleva involucrarse en polémicas. Aunque algunos pueden sentir la tentación de expresar abiertamente sus puntos de vista, especialmente en la era de las redes sociales donde el acceso a una audiencia es inmediato, deben tener en cuenta que cualquier comentario controversial puede tener consecuencias negativas para su carrera.

En primer lugar, estos profesionales son contratados para interpretar roles diversos y a menudo deben personificar personajes que difieren de sus propias creencias o valores. Si se ven envueltos en polémicas que contradicen la imagen que intentan proyectar en pantalla, pueden dañar su credibilidad como intérpretes y alienar a parte de su audiencia. Además, el público puede asociar al actor o actriz con las controversias en las que se ven envueltos, lo que podría afectar su capacidad para conseguir nuevos proyectos o mantener contratos existentes.

Por otro lado, las polémicas pueden desviar la atención del trabajo actoral y eclipsar sus logros profesionales. En lugar de ser reconocidos por su talento y dedicación a su oficio, podrían quedar enmarcados por los escándalos en los que se ven envueltos. Esto podría dificultar su progreso en la industria del entretenimiento y limitar sus oportunidades de crecimiento profesional.

En resumen, si bien es importante que los actores y actrices ejerzan su derecho a la libertad de expresión, también deben ser conscientes de los posibles riesgos asociados con las polémicas. Mantenerse alejados de controversias innecesarias puede ayudarles a preservar su reputación, proteger su carrera y centrarse en lo que realmente importa: su arte.

[/nextpage]