Además de los radares, la DGT usa estas técnicas para multarte por exceso de velocidad

La Dirección General de Tráfico (DGT) tiene desplegados por las carreteras españolas toda una red de radares fijos y móviles con el objetivo de controlar que los conductores respeten los límites de velocidad establecidos. Se trata de una medida que, sin duda, está salvando muchas vidas. Los accidentes de tráfico con víctimas mortales se han reducido drásticamente en España desde la implantación masiva de radares automáticos. Si en 2004 murieron 3.841 personas en las carreteras, en 2022 la cifra se situó en 1.273 fallecidos, es decir, dos tercios menos. Sin embargo, esta tecnología no es la única que utiliza la DGT para controlar la velocidad. En este artículo te contaremos que otras herramientas tienen las autoridades para hacer que reduzcas la marcha. [nextpage]

DGT: 355 radares fijos y 64 tramos con control de velocidad media

Dgt: 355 Radares Fijos Y 64 Tramos Con Control De Velocidad Media

Actualmente, la DGT tiene instalados 355 radares fijos en puntos negros de la red viaria donde se registran más siniestros por exceso de velocidad. Estos aparatos miden la velocidad puntual de cada vehículo cuando pasa por delante. Además, existen 64 tramos de carretera con control de la velocidad media. Mediante cámaras al principio y al final, el sistema verifica que los conductores no sobrepasen el límite durante todo ese intervalo. [/nextpage] [nextpage]

Tecnologías Doppler y láser para medir velocidades

Tecnologías Doppler Y Láser Para Medir Velocidades

La gran mayoría de los radares fijos utilizan tecnología Doppler, según informaron fuentes cercanas a la DGT. Emiten ondas de radio que rebotan en los vehículos en movimiento, lo que permite calcular su velocidad gracias al cambio en la frecuencia de dicha señal. Por otro lado, sobre un 10% de los radares emplean láser, proyectando haces de luz que el coche interrumpe al pasar. Así, el radar puede detectar la velocidad casi al instante. [/nextpage] [nextpage]

Radares móviles, el arma secreta de la Guardia Civil

Radares Móviles, El Arma Secreta De La Guardia Civil

A la red de radares fijos de la DGT se suman los móviles que opera la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en su labor de vigilancia continuada en las carreteras españolas. Son pequeños aparatos que se colocan en trípodes, coches camuflados o furgonetas sin ningún tipo de señalización previa. Se sitúan estratégicamente en tramos muy peligrosos o con alta siniestralidad en el pasado. El conductor infractor nunca sabe dónde puede estar el próximo radar móvil, lo que contribuye a que extreme las precauciones y modere la velocidad en más kilómetros de los estrictamente controlados. En total, la Benemérita dispone de 325 radares móviles repartidos por toda la geografía que se van cambiando periódicamente de ubicación. Esta imprevisibilidad refuerza su efecto disuasorio sobre los conductores y hace que tengan que mantenerse alerta en todo momento si no quieren llevarse una desagradable multa. [/nextpage] [nextpage]

DGT: Los helicópteros Pegasus, temidos por los conductores

Dgt: Los Helicópteros Pegasus, Temidos Por Los Conductores

Otra modalidad de radar móvil la constituyen los 11 helicópteros Pegasus de los que dispone la DGT. Sobrevuelan las carreteras españolas grabando matrículas e identificando vehículos que superan los límites. Si detectan una infracción, el propio GPS del helicóptero registra la posición exacta del coche para demostrar dónde se cometió la infracción. Luego un láser mide con total precisión la distancia y velocidad. [/nextpage] [nextpage]

Localización milimétrica de cada radar fijo

Localización Milimétrica De Cada Radar Fijo

Los radares fijos situados en postes, pórticos y cabinas tienen una localización totalmente conocida y estudiada previamente antes de su instalación. Se eligen cuidadosamente los puntos negros con más siniestralidad para intentar reducirla gracias al efecto disuasorio que ejercen sobre los conductores cuando se acercan a dichos tramos peligrosos de la carretera. La idea es que los conductores bajen la velocidad al aproximarse a estas zonas de riesgo donde están situados los radares, lo que debería provocar una disminución de los accidentes. Los estudios demuestran que la instalación de radares fijos con sus correspondientes señales informativas consigue bajar las velocidades medias y también la accidentalidad, especialmente en tramos muy conflictivos. [/nextpage] [nextpage]

Sanciones automáticas para los infractores captados

Sanciones Automáticas Para Los Infractores Captados

Todos los radares fijos y de tramo están conectados telemáticamente al Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas (CTDA). Cuando detectan un vehículo excediendo el límite, envían al momento los datos: matrícula, fecha, hora, velocidad… para que se inicie de forma automatizada el procedimiento sancionador. Las sanciones económicas varían en función de lo mucho que se haya superado el límite de velocidad vigente en cada vía. La horquilla va desde los 100 hasta los 600 euros. Además, rebasar el límite en más de 50 km/h puede suponer la retirada de entre 2 y 6 puntos del permiso de conducir, así como suspensiones del mismo desde 1 mes hasta 3 años en casos extremos. [/nextpage] [nextpage]

DGT: Más de 100 millones de euros recaudados en multas

Dgt: Más De 100 Millones De Euros Recaudados En Multas

Los radares de la DGT son también una importante fuente de ingresos para las arcas públicas. Tan solo en los once primeros meses de 2022, se recaudaron por multas de tráfico más de 103,5 millones de euros, según los últimos datos oficiales disponibles. Una elevadísima cantidad que tiene como principal finalidad la mejora de las infraestructuras y la seguridad vial en las carreteras españolas. Aunque desde algunas asociaciones de automovilistas y conductores se pide mayor transparencia sobre el destino y reparto final de todos estos fondos económicos procedentes de las sanciones. [/nextpage] [nextpage]

Polémica por si hay «caza del conductor»

Polémica Por Si Hay &Quot;Caza Del Conductor&Quot;

No faltan las críticas y controversias hacia esta vigilancia masiva de la velocidad en carretera. Algunos automovilistas se quejan de una «caza del conductor» solo destinada a recaudar. Desde la DGT se defienden afirmando que su prioridad es salvar vidas y que la localización de todos los radares está perfectamente justificada por los antecedentes de siniestralidad. [/nextpage] [nextpage]

Más radares en el futuro próximo para la DGT

Más Radares En El Futuro Próximo Para La Dgt

Lejos de reducir el despliegue de radares, la DGT ya está trabajando en ampliar su red de forma significativa durante los próximos años. Quieren extender el control de velocidad a muchas más vías de alta capacidad. Según anunció la propia Ana Blanco, subdirectora de la DGT, el objetivo es tener controlados la práctica totalidad de los casi 30.000 kilómetros de carreteras dependientes de la DGT. [/nextpage]