El pueblo español con un bosque encantado a una hora de Madrid: un capricho medieval que merece mucho la pena en San Martín de Valdeiglesias

Ubicado en la zona suroeste de la Comunidad de Madrid, entre las majestuosas montañas de la Sierra de Gredos y los tranquilos embalses de la región, se encuentra San Martín de Valdeiglesias, un encantador pueblo con una rica historia, belleza natural y una atmósfera acogedora que lo convierte en un destino ideal para los amantes de la naturaleza y la tranquilidad. En este recorrido por San Martín de Valdeiglesias, exploraremos su fascinante historia, sus tesoros arquitectónicos y su entorno natural excepcional.

Las Raíces Centenarias de San Martín de Valdeiglesias

La historia de San Martín de Valdeiglesias se remonta a la época medieval, cuando fue fundado como un asentamiento agrícola en las tierras fértiles de la Vega del río Alberche. Su nombre hace referencia a San Martín de Tours, patrón del pueblo, y al valle en el que se encuentra ubicado.

Uno de los puntos destacados del patrimonio histórico de San Martín es su Castillo de la Coracera, una imponente fortaleza construida en el siglo XV por orden de Álvaro de Luna, condestable de Castilla. El castillo, declarado Bien de Interés Cultural, destaca por su arquitectura militar y sus imponentes murallas que ofrecen vistas panorámicas de la región.

Castillo

Además del castillo, San Martín de Valdeiglesias cuenta con otros lugares de interés histórico, como la Iglesia de San Martín de Tours, construida en el siglo XVI en estilo renacentista. Su fachada sobria y su interior decorado con retablos barrocos reflejan la devoción religiosa de los habitantes del pueblo a lo largo de los siglos.