¿Sabías que el líquido de la carne poco hecha no es sangre?

La carne poco cocida, apreciada por muchos por su textura jugosa y sabor intenso, suele generar controversia debido al líquido rojo que emana de ella; a menudo, este líquido se asocia erróneamente con la sangre, lo que provoca que algunas personas eviten su consumo por temor a bacterias o patógenos. 

Sin embargo, la realidad es que el jugo rojo de la ternera no es sangre, sino una mezcla de otras sustancias que no representan ningún riesgo para la salud. Lo que vemos al realizar un corte en la ternera poco cocida es una proteína responsable del color rojo característico de la carne y de su capacidad para almacenar oxígeno.

¿De qué está compuesto el jugo rojo?

¿Sabías Que El Líquido De La Carne Poco Hecha No Es Sangre?

El principal componente del jugo rojo de la ternera es la mioglobina, una proteína que se encuentra en los músculos de los animales; esta proteína se le conoce como mioglobina, y tiene la función de almacenar oxígeno y liberarlo cuando los músculos lo necesitan para realizar su trabajo. 

Esta proteína es de color rojo intenso, lo que explica el color del jugo que sale del bistec poco cocida; cuando la ternera se cocina, la mioglobina se desnaturaliza y cambia de color, cuanto más se cocina la comida, más se desnaturaliza la mioglobina y más pálida se vuelve el bistec.