Despídete de MediaMarkt: en España podrían cerrar algunas tiendas 

Recientes informaciones sugieren que MediaMarkt podría encontrarse en una situación delicada, lo que podría desencadenar el cierre parcial de la cadena de tiendas de electrónica en España o, al menos, requerir ajustes significativos.

Varias fuentes indican a El Grupo Informático que los resultados de la entidad en España no son tan positivos como se esperaba, y a nivel global, la empresa matriz enfrenta una deuda considerable que amenaza la estabilidad de la compañía.

Despídete de MediaMarkt

Image 35 10

MediaMarkt España opera como una serie de entidades separadas, correspondientes a cada una de sus tiendas físicas. La tienda en línea se considera otra entidad independiente y, según se informa, estaría registrando resultados menos favorables, ya que cada vez más consumidores optan por adquirir tecnología y productos electrónicos en plataformas como Amazon.

Aunque MediaMarkt España continúa generando ingresos significativos y contempla la posibilidad de expandirse con la apertura de nuevas tiendas, aproximadamente unas 150 en todo el país, los informes financieros no reflejarían tan positivamente como se percibe inicialmente.

El principal problema subyacente radica en que Ceconomy, la empresa matriz propietaria tanto de MediaMarkt como de Saturn, enfrenta una deuda considerable que podría llevar ambas marcas a la bancarrota. La separación del grupo de supermercados Metro en 2017 ha dejado un lastre en las finanzas de Ceconomy debido a decisiones desfavorables tomadas en ese momento.

De acuerdo con una de nuestras fuentes, algunos proveedores podrían tener pagos pendientes por parte de MediaMarkt, lo que sería un indicador negativo si se confirma.

Grandes cadenas minoristas como El Corte Inglés y Carrefour han enfrentado desafíos al intentar adaptarse al crecimiento del comercio electrónico. Según informes filtrados, MediaMarkt también está experimentando dificultades para mantenerse competitiva en este nuevo entorno, donde el gigante Amazon ha desplazado a muchos de sus competidores gracias a la reducción de costos derivada de sus estrictas condiciones laborales.

No obstante, la quiebra de una empresa de gran envergadura no suele implicar necesariamente su cierre total. Por lo general, se recurre a la venta o reorganización de activos, o incluso a la transferencia de la marca a otras empresas.

Es posible que MediaMarkt considere el cierre de algunas de sus tiendas físicas en España, pero otras podrían mantener su viabilidad si se abordan los problemas subyacentes. Un ejemplo de esto es el minorista de videojuegos Game, cuya matriz declaró bancarrota en 2012. Más de una década después, Game opera con normalidad en España y otros países después de realizar diversos ajustes.

En cualquier caso, las filtraciones indican que la situación de MediaMarkt es sumamente desafiante y requiere cambios significativos para garantizar su sostenibilidad. Queda por verse si la matriz logra evitar la quiebra o si, en una reorganización, se ven obligados a cerrar algunas tiendas debido al creciente predominio del comercio en línea.