jueves, 18 abril 2024 8:56

Cuando Buyo se hizo famoso en el España-Malta gracias a Arconada

Buyo, el que fuera gran portero del Real Madrid, alcanzó la fama en el España-Malta de la clasificación para la Euro-84, cuando era el guardameta del Sevilla. Es uno de los datos curiosos que se recuerdan ahora, que se se cumplen 40 años del partido más famoso de la selección española. La ‘Furia‘ hizo honor a su nombre con un resultado logrado en el Benito Villamarín (Sevilla) que pasara a la historia: 12-1 a Malta, una goleada que le dio el pasaporte a la Eurocopa de Francia de 1984.

El choque tuvo como gran protagonista a Hipólito Rincón, que marcó cinco goles, pero también tuvo otro jugador destacado, que se hizo un nombre: Paco Buyo, el portero entonces del Sevilla, que jugó porque el arquero titular, Luis Arconada, estaba lesionado. Buyo, encajo un gol de rebote, pero, para la historia, es el cancerbero que defendió los colores de España en uno de los días más felices del fútbol español. Para el recuerdo quedará la narración del gol que dio el pase a España. Eterno aquel “goooooooooooooooooooooool de Señor» del mítico periodista de RTVE José Ángel de la Casa. La publicidad estática de Cruzcampo fue testigo de excepción de la machada de España.

Espana
La Rfef Homenajea A Los Héroes Del 12-1 En El 40 Aniversario Rfef 21/12/2023

BUYO, ESPAÑA Y ZUBIZARRETA

Lo recuerdan los más viejos del lugar. Luis Arconada estaba lesionado, lo que permitió el estreno de Buyo con la Selección y el de Andoni Zubizarreta, portero del Athletic de Bilbao, que entró por primera vez en la lista del combinado nacional español, dirigido entonces por Miguel Muñoz. Malta era un rival débil, pero la empresa se presentaba casi imposible. Buyo jugó ese partido y otros seis con la Roja y estuvo como suplente en las Eurocopas de Francia y Alemania. Zubizarreta fue un muro incluso en los mejores momentos del Madrid, los de la `Quinta del Buitre’.

Luis Arconada estaba lesionado, lo que permitió el estreno de Buyo con la Selección ESPAÑOLA

LA MACHADA

Era un situación complicadísima. Para la fase final de la Eurocopa 1984, la UEFA había establecido una fase de clasificación con siete grupos, de los que solo se clasificaba el líder de cada uno de ellos. La selección española fue encuadrada en el grupo VII con Países Bajos, Irlanda, Islandia y Malta. Desde el principio, los españoles y neerlandeses se convirtieron en los aspirantes a la clasificación, y en el séptimo partido del grupo, celebrado el 16 de noviembre de 1983, España cayó frente a Países Bajos por 2-1. Empatados a puntos a falta de una jornada, la selección neerlandesa venció en su último partido a Malta por 5-0, y era líder con dos puntos de ventaja y 16 goles de diferencia (22 a favor y seis en contra).6​ La victoria se premiaba con dos puntos.

En esas alturas de la fase, España tenía 11 puntos a falta de un partido y cinco goles de diferencia (12 a favor y siete en contra). Por ello, necesitaba ganar a Malta por 11 goles o más, para empatar a puntos con los neerlandeses y superarlos en la clasificación.6​ En esa época, la UEFA no contemplaba aún que las últimas jornadas de una fase de grupos se disputasen en horario unificado; de hecho, la propia Malta participaba en los dos últimos encuentros del grupo, contra Países Bajos y España, respectivamente.

España tenía 11 puntos a falta de un partido y cinco goles de diferencia (12 a favor y siete en contra) y, por ello, necesitaba ganar a Malta por 11 goles o más

El rival de España en su último partido era Malta, teóricamente inferior y cuya plantilla estaba formada por jugadores amateur. Pese a la teórica debilidad de Malta, el objetivo de superar esa diferencia en un solo partido se antojó imposible para los medios de comunicación y buena parte de los aficionados.4​6​7​ En el partido de ida celebrado seis meses antes, los españoles tuvieron problemas para doblegar a su rival en La Valeta, con un ajustado 2-3.8​ Además, la selección española no había anotado más de cuatro goles en todos sus partidos de la fase previa, y la última goleada fue un 7-1 a Chipre en 1970.​

El partido no pudo empezar peor, ya que Señor falló un penalti en el minuto dos . Además, Malta llegó a marcar un gol, en el minuto 24 (era el 1-1), lo cual obligaba a España a marcar 12 goles en total. Cuando se llegó al descanso, el resultado era un muy insuficiente 3-1.

EL EMPATE CON GOL A BUYO

Buyo no pudo hacer nada para evitar el tanto que suponía el empate momentáneo. En el minuto 24 Michael Degiorgio puso las cosas casi imposibles para España. Malta llegó al borde del área, la pelota le cayó a Degiorgio, que disparó con la izquierda, la pelota rebotó en un jugador de España, el central Maceda, cambiando la trayectoria y haciendo imposible que Buyo pudiera pararla. El maltés celebró el gol como si le fuera la vida en ello, como si fuera el gol que le daba la Eurocopa.

España anotó dos goles más, ambos de Santillana, y se fue 3-1 al descanso. La machada parecía imposible. España tenía que ganar por once goles de diferencia y tenía 45 minutos para hacer ocho tantos más.

España anotó dos goles más, ambos de Santillana, y se fue 3-1 al descanso

Poli Rincón abrió su cuenta particular en el minuto 47, y marcó el quinto tanto en el 57.​ Los locales se animaron y adelantaron líneas para ahogar a su rival: Maceda marcó en el 62, un minuto después consiguió el séptimo tanto con un buen remate de palomita, y a los doce segundos Poli Rincón hizo el octavo, logrando otro hat trick. Santillana firmó el 9-1 en el minuto 76, y Rincón logró el décimo gol de cabeza luego de dos minutos. En el minuto 80 Manu Sarabia logró el undécimo tanto, y a España le quedaban solo 10 minutos para lograr uno más que les permitiera superar a Países Bajos en la fase de grupos.3​

«¡gooooooool de Señor!

Los malteses continuaron perdiendo tiempo, e incluso tiraron el balón fuera de forma deliberada para no encajar ese duodécimo tanto. España llegó a fallar hasta cuatro ocasiones consecutivas. Sin embargo, en el minuto 85 de partido Juan Señor remató un rechace desde fuera del área y consiguió el 12-1 definitivo, con una explosión de alegría y júbilo entre el público asistente y los periodistas desplazados a Sevilla. Imborrable aquel “gooooooool de Señor!”.

Espana 1
Juan Serñor, El Centrocampista Que Le Dio A España El Pase A La Eurocopa De Francia.