La IA que hace revuelo en el mundo del vino y podría dejar a los más expertos catadores sin trabajo

La Inteligencia Artificial continúa avanzando a pasos agigantados, y, aunque se ha llegado a pensar que los algoritmos sustituirán principalmente los trabajos de tipo tecnológico, lo cierto es que todo indica que su avance está llegando a otros ámbitos. 

Un grupo de investigadores suizos, ha recurrido al uso de la Automatización inteligente para llevar adelante un trabajo que solían hacer los expertos catadores de vino. ¿Se convertirá este oficio en uno más de los amenazados por el avance de la inteligencia artificial?

La metodología aplicada

Tecnologia

Los investigadores de la Universidad de Ginebra desarrollaron un método para estudiar el vino mediante Redes neuronales artificiales que combina la espectroscopia Raman con el aprendizaje automático. La espectroscopia Raman es una técnica que utiliza la luz para medir las vibraciones de las moléculas. El aprendizaje automático es una rama de la inteligencia artificial que permite a las computadoras aprender a realizar tareas sin ser explícitamente programadas.

El método desarrollado por los investigadores de la Universidad de Ginebra consiste en utilizar la espectroscopia Raman para generar un espectro de cada vino. Este espectro se utiliza luego para entrenar un modelo de aprendizaje automático. El modelo de aprendizaje automático aprende a asociar los patrones de vibración de las moléculas en el espectro con las características sensoriales del vino, como el aroma, el sabor y el cuerpo.

Los investigadores utilizaron este método para estudiar una colección de 100 vinos diferentes. El modelo de aprendizaje automático fue capaz de predecir con precisión las características sensoriales de los vinos, con un error promedio de solo 2 puntos en una escala de 100 puntos. Este método tiene el potencial de revolucionar el estudio del vino.