Inicio Agencia Entrevista a Joan López, director de la academia Potencia Tu Estudio

Entrevista a Joan López, director de la academia Potencia Tu Estudio

0
Entrevista a Joan López, director de la academia Potencia Tu Estudio

Al pasar de la secundaria a la universidad los temarios de las materias suelen crecer en volumen y complejidad. Lo mismo sucede a la hora de preparar oposiciones para distintos cargos.

En estos casos, es posible recurrir a técnicas de estudio para aprovechar el tiempo de una manera más eficiente y conseguir mejores resultados. En la siguiente entrevista, el especialista Joan López, director de la academia de técnicas de estudio de alto rendimiento Potencia Tu Estudio explica cuáles son los beneficios de estos programas. En líneas generales, aplicando Joan López técnicas de estudio es posible mejorar la concentración, la organización, la comprensión y la memorización tanto a corto como a largo plazo.

Potencia Tu Estudio es una academia de técnicas de estudio de alto rendimiento. ¿Cómo se pueden definir estas técnicas y qué resultados permiten conseguir?

Por definición, una técnica es cualquier estrategia, herramienta o proceso que te permite mejorar la calidad y optimizar mejor el tiempo. Es decir, una técnica de estudio tiene como objetivo que puedas aumentar la calidad en alguna de las fases del estudio y, también, mejorar la eficiencia y el tiempo que conlleva esa tarea o estudio.

A partir de aquí, hay muchísimas técnicas que pueden cumplir ese objetivo y dependiendo de cómo las utilices puedes lograr unos objetivos u otros. Hay alumnos que pasan de leer 200 palabras por minuto a leer con comprensión hasta 1.000 palabras por minuto, multiplicando por 5 su eficacia. Hay personas que, tras aplicar técnicas en cuánto a concentración y enfoque, logran estudiar de forma centrada durante varias horas. Se puede llegar a memorizar con más rapidez y a largo plazo, que es clave para unas oposiciones o exámenes finales de gran temario. 

¿Qué estudiantes se pueden beneficiar del aprendizaje de estas técnicas?

La realidad es que todo el mundo que estudia podría utilizarlas y obtener beneficios. Ahora bien, es cierto que cuando estamos estudiando algo más sencillo, al ser aún adolescentes, no es tan necesario. Es útil, pero no necesario. 

Sin embargo, cuando entras en la universidad cambia totalmente la extensión del temario y empieza a ser necesario aprovechar técnicas de estudio que te permitan acelerar el proceso de estudio y que aportan más fiabilidad. Y si estás opositando, aún más importante.

Eres el fundador de esta academia y has tenido una trayectoria muy intensa tanto en el mundo académico como en lo laboral. ¿Has usado las técnicas que ahora enseñas? ¿Las has descubierto o las has creado tú mismo?

Por supuesto. Yo mismo me di cuenta de que no podía seguir estudiando de la misma forma cuando entré a la carrera de Derecho. Y a raíz de esa situación, empecé a aprender técnicas de estudio en libros y formaciones para aplicarlas a mi temario. En mi primer examen aplicando técnicas de estudio, y no estudiando como un loro sin entender bien, logré mi primera matrícula de honor. Lo recuerdo perfectamente.

Luego, tras estos 9 años de dedicación a la enseñanza de técnicas de estudio hemos ido creando nuevas técnicas para dar más herramientas y posibilidades a nuestros alumnos. Al final, no todas las técnicas son para todo el mundo o se deben aplicar al 100% de la misma forma en todos los casos. Por ello es importante dar siempre diferentes opciones y estrategias para que cada persona termine llevando a la práctica la que más le favorece.

¿En qué consiste el concepto de timeblocking y cómo se aplica a la hora de estudiar?

El timeblocking es una técnica de gestión del tiempo, que tiene como objetivo aumentar tu productividad y rendimiento. Es una de las primeras cosas que enseño en algunas clases gratis que hago durante el año.

Consiste en crear un horario semanal con todas las horas que hay. Entonces, solamente hay que establecer qué actividad o qué tarea vas a realizar en cada hora. La clave no está solamente en apuntar la tarea, sino en delimitarla y establecer objetivos concretos.

Por ejemplo, no es lo mismo poner el nombre del tema que “memorizar 7 carillas de este tema”. Más precisión, más claridad. Y a más claridad, más probabilidad de ejecutar y cumplir.

¿Cuáles son los errores más comunes que comete un alumno al estudiar? ¿Hay muchas personas que no saben cómo estudiar?

Podríamos agrupar los errores más comunes en 3 fases del estudio. Y antes permíteme decirte que es normal cometerlos, ya que si nos paramos a pensar nunca nos han enseñado cómo estudiar.

Te hago esta pregunta: ¿cuándo te enseñaron a leer por primera vez? ¿Cuándo te enseñaron a leer por última vez? 

Probablemente, todo sea hace muchos años y no se ha seguido mejorando, aprendiendo, optimizando la forma de lectura, a pesar de tener cada año más temario y más material a estudiar.

Por ello, el primer error siempre se encuentra en la organización. La mayoría de personas no dedica tiempo a organizarse a fondo y, por lo tanto, no sabe exactamente qué debe hacer cada día para llegar perfectamente preparado al momento del examen. 

El segundo gran error es invertir mucho tiempo en resumir. Por lo general, cuando uno hace un resumen típico, invierte mucho tiempo y mientras lo hace no está estudiando. Es decir, no es nada eficiente. Sin embargo, la mayoría de estudiantes lo hemos hecho y muchos siguen haciéndolo.

El tercer error trata de la memorización. Hay una gran diferencia entre aprender de memoria y utilizar la memoria. Cuando aprendes de memoria, estás forzando, estás repitiendo cada palabra, estás trabajando como un loro. Cuando utilizas la memoria, estás asociando la información, estás comprendiendo, estás repasado solamente cuándo es necesario, ni más ni menos.

¿Hay una manera única de estudiar bien? ¿O esto depende de cada caso?

Hay unas pautas y un paso a paso que te permite estudiar bien y con calidad. Y luego, dentro de cada paso, puedes ir matizando y personalizando para acabar de apuntalar todo.

Te pongo un ejemplo: una pauta para estudiar bien es estudiar de forma activa. Más activo es mi método de estudio y el paso a paso que sigo, más concentración y retención tendré. Ahora bien, cada persona puede después decidir qué técnica utilizar o cuáles estrategias seguir para estudiar de forma activa. 

¿Nos podrías comentar algunos consejos básicos para alguien que desea optimizar sus horas de estudio?

Por supuesto. Lo primero para optimizar tus horas de estudio es dejar de intentar sacar más horas de estudio y empezar a hacer que aquellas horas que ya tienes ahora sean productivas y útiles. Y ya después miraremos si ampliar horario.

Una vez tienes el foco en aprovechar esas horas y no en rascar horas extras es importante que cumplas con 3 cosas. En primer lugar, hay que eliminar distracciones: nada de teléfono, nada de aparatos, nada de ruido. Máxima concentración.

Utiliza ciclos de estudio que combinen tiempo de estudio, tiempo de pausa y tiempo de repaso de aquello que has estudiado. Así reforzarás lo estudiado y se mantendrá mejor el recuerdo.

Anota cuántas carillas haces cada día y trata el día siguiente de subir un poco el nivel, sin perder calidad, como quien va al gimnasio e intenta cada día subir un poco más de peso con buena técnica. 

Estas tres cosas, ya aplicadas hoy, te permitirán dar un salto más.

¿Es posible estudiar más rápido y comprender de mejor manera lo que se lee?

Sí. Pero son dos cosas diferentes. Lo primero que se debe mejorar no es la rapidez, sino la comprensión. De nada sirve avanzar muy rápido en tu tema si después dejas agujeros y no recuerdas bien las cosas.

Por ello, el primer punto es subir el nivel de comprensión para así saber, entender y memorizar lo que uno va leyendo y estudiando. Para ello, hay que ganar concentración, buena gestión en la organización para saber cuándo me interesa hacer una cosa u otra, leer con los cinco sentidos y no subrayar nada que antes no hayas podido asimilar.

Y una vez tengas la calidad y comprensión deseadas, podemos empezar a enfocarnos en la rapidez, en estudiar más rápido. Ya sea aprendiendo lectura dinámica, técnicas para memorizar más rápido, estrategias para sintetizar en vez de realizar resúmenes, etcétera.

Por último, a veces se habla de memorizar y comprender como procesos opuestos y excluyentes. ¿Esto es así?

Para nada. Yo también lo creía y no sé en qué momento lo empecé a pensar, pero es justo lo contrario.

La primera técnica para memorizar es comprender realmente bien. De hecho, seguro que alguna vez has comprendido algo muy bien y, tras ese entendimiento, ya lo has interiorizado sin necesidad de llegar a memorizar o sin necesidad de machacar tanto. Y eso se debe a que el estudio es secuencial. A mayor calidad en comprensión, más facilidad tendrás en la memorización.

Luego, está claro que no todo se puede comprender. Hay textos con muchos detalles y ahí no queda otra que recurrir a técnicas de memorización que me ayuden a retener con seguridad y a largo plazo, pero la comprensión siempre va de la mano de la memorización.

Con el apoyo de la academia Potencia Tu Estudio es posible comenzar a aplicar nuevas técnicas de estudio para mejorar aspectos clave a la hora de preparar un examen. De este modo, un alumno puede hacer un uso más eficiente de su tiempo y conseguir mejores resultados.