Las muertes más controversiales de la realeza

Estamos acostumbrados a ver infinidad de muertes ficticias inventadas por artistas de la literatura, el cine y las series de televisión. Sin duda alguna, estas muertes nos ofrecen algunas de las escenas más emocionantes en algunos de los momentos más decisivos de nuestras ficciones favoritas, sin embargo, la realidad joven, sin ser menos impactante, a la vez se presenta como un espectáculo trágico que nos revela terribles hechos acontecidos con el paso del tiempo.

A continuación, nos ocuparemos de mencionar algunas de las muertes reales más indecorosas de la historia, las cuales llevarán al lector a una retrospectiva y miscelánea de hechos trágicos que, a pesar de estar ubicadas en situaciones muy diferentes, han hecho de esta colección algo que merece la pena ser conocida.

Ludwig van Beethoven

Ludwig Van Beethoven

Una de las muertes más destacables de la historia de la música fue la de Ludwig van Beethoven, quien pasó a la historia hasta el día de hoy como uno de los compositores y pianistas más influyentes de su época. Ludwig van Beethoven nació en Bonn, Alemania, en marzo de 1770, una fecha señalada por todos aquellos que recuerdan su destacada contribución en el ámbito de la música.

El compositor alemán tuvo dos amplios reconocimientos a lo largo de su carrera profesional, siendo el primero el de músico independiente y el segundo el de pianista. El destino de los artistas a veces se revela tardíamente después de sus muertes, aunque en el caso de Beethoven esto no pasó desapercibido para el mundo: su impactante visión de la belleza estética se transformó en una de las obras clásicas más importantes de la historia. Beethoven falleció el 26 de marzo 1827, una fecha en la que fue reconocido en vida por estar más allá de la simple concepción audiovisual del arte, además de ser considerado como uno los mejores compositores de la última etapa del romántico periodo musical alemán.