sábado, 20 abril 2024 13:22

BMW, Calvin Klein, ISDIN, Nike o Rolex, las grandes marcas que acompañan a Carlos Alcaraz en sus éxitos

El tenista murciano se alzó ayer como ganador del Trofeo Godó por segundo año consecutivo.

Carlos Alcaraz revalidó ayer su título de campeón del Barcelona Open Banc Sabadell–Trofeo Conde de Godó con una victoria ante Stefanos Tsitsipas. Son muchas las compañías que quieren ver su nombre asociado al joven bicampeón y a los valores que transmite: juventud, esfuerzo, humildad, éxito… Y marcas como ISDIN, Calvin Klein, Nike o Rolex lo han conseguido.

Alcaraz reúne todos los ingredientes que las marcas buscan a la hora de llegar a la sociedad y, en este caso, a los más jóvenes. Estos ingredientes son los que han convertido al tenista murciano en uno de los reclamos publicitarios más buscados por las marcas, que invierten grandes cantidades en patrocinar deportistas de primer nivel como Alexia Putellas, Rafa Nadal o el mismo Carlos Alcaraz.

Alcaraz viste Nike en sus partidos y entrenos, y utiliza las raquetas de Babolat. Además, como murciano ilustre, colabora con Turismo de Murcia para promocionar su tierra por todo el mundo. También han apostado por el joven tenista Rolex, patrocinador clásico en el mundo del tenis, la marca de alimentación ElPozo, Calvin Klein y BMW. En el caso de ISDIN, Alcaraz juega un papel importante como embajador de marca en la campaña de concienciación sobre la importancia de la fotoprotección en la práctica del deporte al aire libre que cada año lleva a cabo este laboratorio dermatológico español. La compañía especializada en fotoprotección y que apoya a Alcaraz desde el inicio de su carrera, cuenta también entre sus tenistas patrocinados con Pablo Carreño, Camila Osorio, Juan Sebastián Cabal y Robert Farah.

En los últimos dos años, el efecto Alcaraz se ha materializado con una explosión de patrocinios que ha pasado de los dos que tenía en 2021, Nike y Babolat, a una lista de marcas que quieren inscribir su nombre en letras de oro junto al del tenista. El ahora número 2 de la ATP, con solo 19 años, augura un futuro brillante para su palmarés.