Suplantación de identidad: peligros y cómo evitarla

De un tiempo a esta parte, uno de los delitos más frecuentes que se cometen día tras día es el de la suplantación de identidad. El cuerpo de policía ya ha puesto en liza un protocolo de actuación en presencia de dichos actos (y otros delitos más), los cuales se dan de las formas más curiosas e imaginables posible: suplantación de identidad de peritos de seguros, de carteros, de agentes inmobiliarios, de notarios… La lista es tan extensa como tristemente real.

¿Cuáles son los peligros principales a los que te expones cuando alguien de roba aunque sea temporalmente tu identidad? ¿Qué maneras tienes de evitar dicho delito tan grave y frecuente? Te dejamos todas las respuestas a continuación.

¿En qué consiste la suplantación de identidad?

Suplantacion Identidad 03

Antes de meternos en harina, lo primero que es necesario dejar claro es determinar exactamente en qué cosiste la suplantación de identidad.

Por definición, la suplantación de identidad consiste en hacerse pasar de forma malintencionada por otra persona por diferentes motivos, ya sea para obtener datos personales de dicha persona en cuestión de manera ilegal, perpetrar algún tipo de fraude sea del tipo que sea, realizar cyberbullying o incluso grooming (ganarse la confianza de menores para abusar posteriormente de ellos). Un tipo de delito que, insistimos, debes tener más cuidado que nunca porque está a la orden del día.