Los snacks menos saludables del supermercado según la OCU

Los snacks o aperitivos salados son un bocado tentador que encanta a niños y adultos. Gusanitos, ruedas, bolitas, nachos, ganchillos, fritos, estrellas, conos… los hay de un montón de formas y sabores. Están sabrosos y crujientes y tienen la característica de que una vez que empiezas cuesta mucho parar. Sin embargo, conviene controlarse porque no se trata de alimentos precisamente sanos, más bien todo lo contrario. Pero, ¿cuáles son los mejores y los peores del supermercado?

LA MAYORÍA SON ADICTIVOS

Snacks

La Organización de Consumidores y Usuarios nos recuerda que este tipo de productos se deben consumir de forma muy esporádica, ya que se trata de alimentos ultraprocesados, que ni son saludables ni necesarios dentro de un plan nutricional sano. Estos snacks de picoteo, además de ser para consumo ocasional, deben limitarse a relaciones de 30 gramos porque la mayoría son excesivamente salados y además son muy calóricos. Lo malo es que es difícil dejar de comerlos porque casi todos contienen glutamato (E621), que hace que queramos más y más.