Quantcast
martes, 7 febrero 2023 10:11

Marruecos, Arabia Saudí o Hawái, clima cálido y deportes de invierno

Después de impacto de la pandemia, la recuperación del turismo sigue su curso con paso firme y prevé consolidarse en 2023, según el Observatorio Nacional del Turismo Emisor (ObservaTUR). El organismo afirma que los viajes de ocio, recreo y vacaciones aumentaron un 49,2% en el último año, lo que incrementa el optimismo en pleno inicio de la temporada de esquí, una época en la que los destinos turísticos de invierno son los protagonistas de la temporada.

En la actualidad se pueden encontrar multitud de destinos para realizar deportes de invierno. Cuando se piensa en esquí se suele recordar a los Alpes, los Pirineos, las Montañas Rocosas o los Andes. Pero hay muchos sitios del mundo, asociados con climas cálidos, que ofrecen picos e infraestructuras para despuntar la pasión por los deportes invernales. Encontrar un destino en el que disfrutar de las maravillas que ofrece el frío invierno y las ventajas del clima cálido es posible. Marruecos, Arabia Saudí o Hawái podrían pasar desapercibidos en cuanto a actividades de invierno. Sin embargo, en ellos también se puede disfrutar de actividades inimaginables como el esquí y a la vez encontrar la calidez de las playas y desiertos.

MARRUECOS

Marruecos se caracteriza por el gran abanico de posibilidades culturales que ofrece y el potencial turístico que posee. Gracias a la riqueza natural del país, en Marruecos se pueden realizar multitud de actividades, entre ellas el esquí.

A escasos kilómetros de la ciudad de Marrakech se encuentra la estación de esquí más importante de África, la estación de Oukaïmeden en el monte Tubqal. Con 4.167 metros de altura, es el punto más alto del Gran Atlas y de todo el África Septentrional. La estación de esquí cuenta con 41 pistas que se encuentran por encima de los 2.500 metros de altura. La temporada de nieve es algo más corta, unos 90 días entre enero y marzo, y la base se encuentra a 2.600 metros, mientras la cota más alta llega hasta los 3.258, donde se encuentra el pico Jebel Attar.

En la actualidad, se están rehabilitando algunas zonas de la estación de esquí que se centran en facilitar el buen acceso por carretera a los usuarios durante la temporada de invierno, promover el transporte público, garantizar una amplia gama de alojamiento y restauración variada y mejorar las instalaciones.

ARABIA SAUDÍ

Arabia Saudí despunta como una apuesta turística para los próximos años. Gracias a su avanzada tecnología han logado iniciar proyectos utópicos con los que podrán ofrecer experiencias inimaginables como nieve en el desierto.

En 2026 los saudíes inaugurarán Trojena, una estación de esquí situada en Neom, una región de 5.000 años de antigüedad. Este oasis que el país construirá en medio del desierto dispondrá de un resort de nieve pensado para funcionar todo el año y que se espera que esté listo en 2026. Trojena contará con un lago artificial, también tendrá cerca zonas para practicar ciclismo y natación.

Este nuevo modelo de ciudad es uno de los proyectos clave de la monarquía saudí que se enmarca en su propuesta aperturista e innovadora Visión 2030. Además, gracias a dicha tecnología, lograrán crear nieve en un país que se caracteriza por sus altas temperaturas y sus paisajes secos, un factor determinante ya que en 2029 la estación de esquí saudí albergará los Juegos Asiáticos de Invierno. Estos tienen varias competiciones en cuatro deportes de nieve: esquí alpino y de fondo, además del estilo libre y el biatlón. En hielo se disputan medallas en hockey, hurling y patinaje artístico.

HAWÁI

Hawái es conocido mundialmente por sus playas paradisiacas y su clima tropical, pero lo que muchos desconocen es que, debido a la altitud de sus montañas, es posible encontrar nieve. A la única cumbre que se puede acceder para esquiar debido a que cuenta con una carretera es el volcán Mauna Kea, que alcanza los 4.207 metros de altura. El monte cuenta con un observatorio y es considerado un sitio sagrado por los nativos.

Debido al clima de la isla, el tiempo para esquiar es bastante impredecible, las temperaturas en invierno pueden descender hasta los -4 grados y la mejor época para disfrutar del esquí en Mauna Kea es a finales de enero y todo febrero, cuando caen nevadas en las montañas más altas. Cada vez más turistas se animan a practicar deportes de nieve y disfrutar de la naturaleza que ofrece el volcán sagrado.