Quantcast

Las becas infantiles de 2021-2022 del Ayuntamiento de Madrid siguen sin cobrarse

A inicios del curso pasado, en 2021, el Ayuntamiento de Madrid sacó adelante las que tenían intención de ser las becas infantiles para aquellas familias que pidieron plaza en la red municipal de escuelas y no la obtuvieron… pero aún a estas alturas siguen sin cobrarse.

Como ya se repitió este año, estas iban en la línea de ayudar al pago de escuelas infantiles de titularidad privada. La ayuda, que podía alcanzar los 350 euros mensuales, estába dirigida a familias con niñas o niños de 0 a 3 años.

De hecho, y como uno de sus puntos más considerados, esta se refería compatible con las ayudas que se puedan obtener a través de otras administraciones públicas, como el cheque guardería de la Comunidad de Madrid o la deducción por guardería y con las ayudas de otros entes públicos o privados o de particulares nacionales o internacionales.

El plazo de solicitudes finalizaba en octubre de 2021… pero aún no se han cobrado

Como tal, y a través de esta convocatoria pública de concesión de becas infantiles, se tenía el fin de favorecer la universalización paulatina de la escolarización temprana y satisfacer la necesidad de conciliar la vida laboral y familiar.

Es ahí donde las familias madrileñas podían solicitar una ayuda para el abono de la cuota de escolaridad de niñas y niños de 0 a 3 años en centros de titularidad privada autorizados por la administración educativa para impartir el primer ciclo de Educación Infantil.

Al respecto, esta convocatoria iba dirigida a las familias residentes en la ciudad de Madrid que no hayan logrado plaza en centros sostenidos con fondos municipales, pero databa del curso 2021-2022, o lo que es lo mismo: se traba del curso pasado, incluso el plazo de solicitudes había terminado en el mes de octubre de 2021… pero aún no se han cobrado ninguna y no ha llegado a los padres.

«No es muy normal recibir el dinero al final», señalan desde la asociación de centros de educación infantil de Madrid. «No favorece a la escolarización. Acabas cobrando un solo un pago. No tiene mucho sentido. Si tu pides una ayuda para poder tener acceso a un tipo de servicio, debería funcionar mejor».

Becas infantiles Madrid

Según la web del Ayuntamiento, la beca infantil tiene el objetivo «de lograr la universalización paulatina de la escolarización temprana y apoyar a las familias en la conciliación de la vida laboral y familiar». Las 1.694 familias que todavía no se han beneficiado de la ayuda son «cuatro veces más» el número de padres becados que el curso anterior.

La mayoría de centros no pueden permitirse financiar las plazas becadas

Así, y según recoge el informe elaborado por la UGT en Madrid, niños y adolescentes de entre 0 y 17 años son el grupo de edad en la Comunidad de Madrid en mayor riesgo de desigualdad.

La infancia supone el 17,75% de la población total en la región, con 1.201.345 menores. De ellos, 281.852 (23%) están en riesgo de pobreza o exclusión social.

De ahí que sean tan importante estas becas infantiles desde el Ayuntamiento de Madrid, y por el que incluso el estudio recoge que 224.516 niños y niñas viven en hogares por debajo del umbral de la pobreza, un 23% más en este tramo de edad que la media del total de la población.

Faltan por abonar el motante total a las familias

Como tal, y según las informaciones publicadas por el diario El Mundo, se conoce que el Ayuntamiento de Madrid tiene pendiente de abonar 3.297.800 euros, el montante total presupuestado a esta beca. «La economía de un centro privado no da para financiar esa plaza esperando que pague el Ayuntamiento. No pueden adelantarlo. No hay margen económico para hacerlo», advierten las asociaciones.

«La mayoría de centros no pueden permitirse financiar las plazas becadas. Tampoco es su obligación. La mayoría de veces se trata de economías de autoempleo, aulas pequeñas con dos personas trabajando en instalaciones alquiladas», mantienen.

Desde su creación, ha apuntado el Ayuntamiento, se han introducido mejoras en el diseño, como ser compatible con otras ayudas autonómicas, que se haya ampliado el límite de renta para poder solicitarla y que se haya creado un centro de atención telefónica para explicar a los potenciales beneficiarios el proceso de solicitud. Por último, y sobre este respecto, el Ayuntamiento defiende su diseño de la beca y entiende «las molestias causadas«.