Los riesgos de comer gambas

Las gambas esa delicias del mar que se pueden comer a la plancha, crudas, en ensalada, con pasta o en un guiso, son una fuente de sabor y placer gastronómico en especial para todos los amantes de los sabores fuertes y a mar, sin embargo este placer puede traer consecuencias serias para tu salud.

Las gambas generalmente, como son bajas en grasa, no nos suponen grandes contratiempos a nivel nutricional. Sin embargo, como en todo hay un límite y pasarse de la raya puede tener más desventajas que ventajas para nuestra salud y cuerpo, hoy te enseñaremos cuáles son los problemas por comer demasiadas gambas.

Alimento bajo en grasa y alto en proteína

Gamba Roja

En un guiso, con pasta o incluso crudos o semicrudos las gambas son un alimento que se considera una especie de manjar, sobre todo porque un producto muy bajo en grasas. no suele pasar de los dos gramos de grasa por cada 100 gramos de gambas. Sin embargo, hay ciertos perjuicios, algunos con fundamento y otros no tanto, que son muy habituales en las gambas y en los langostinos, independientemente del tipo de consumo que tengamos.

En la parte positiva estamos hablando de una fuente de proteína entre un 20% y un 25% del peso total del producto, por lo que en dietas cetogénicas son bastante habituales.

Artículo anterior
Artículo siguiente