Quantcast

The Walking Dead: los momentos más impactantes de la serie

The Walking Dead es una serie con seis temporadas en su haber, que nos ha regalado todo tipo de escenas aterradoras, alegres, tristes, sorprendentes y muchas bastante desagradables, pero así es la historia que se cuenta. Pero, sin duda fueron en sus primeras cinco temporadas, en las que los creadores se esmeraron más, debido a que las temporadas que siguieron decayeron en emoción y calidad.

Si nos decidiéramos por hacer un top 10 de los momentos que nos hicieron pensar que The Walking Dead era la mejor serie del mundo, sin duda serían éstos:

Adiós, cuello de Joe

Adiós, cuello de Joe

En uno de los capítulos, una noche Joe y su banda desagradable deciden hacerles una emboscada a Rick y a sus hombres. Son golpeados, insultados, humillados, amenazados con que se lastimaría a Carl.

Rick comienza a volverse loco, y es fascinante ver cómo le va cambiando la cara mientras va cambiando su diálogo, desde el “tengo un poquito de miedo” a “estoy loco de remate pero no te lo voy a demostrar todavía”, como debe ser en el argumento de una serie como The Walking Dead.

Joe comete el error de burlarse de Rick en su cara, pero el ex sheriff, que en algún momento llegó a ser la voz de la razón, se adelanta y muerde a Joe arrancándole un pedazo del cuello, procediendo luego a destriparlo por haber amenazado a Carl. Allí se evidenció la transformación de aquel hombre que había sido correcto en la primera temporada.