Quantcast

‘Glass Onion’ deja que Rian Johnson inaugure la ‘franquicia de autor’ de Netflix

Si de algo no se puede culpar a Rian Johnson, director de ‘Looper’ y ‘Star Wars: Episodio 8 los últimos jedi’, de cara a la nueva ‘Glass Onion’ es de ser cobarde. El cineasta ha demostrado su disposición a jugar y romper con las fórmulas de los donde suele trabajar, y sobre esa lógica construyo ‘Puñales por la espalda’, que en 2019 uso la base de un misterio estilo Agatha Christie para crear un thriller casi perfecto. 3 años después Johnson, de la mano de Netflix, ha vuelto al mismo universo.

La cinta retoma al detective Benoit Blanc, interpretado por Daniel Craig en su primera cinta de su etapa post Bond, en otro misterio rodeado de otro grupo de millonarios excéntricos. Esta vez no se trata de una familia, sino de un grupo de amigos cuya estabilidad económica depende de Miles Bron, una sátira evidente de Elon Musk que aparece en un momento ideal.

El resto de los invitados cubren la lista de arquetipos de la clase alta, desde la política (Kathryn Hahn, de ‘WandaVision), el mundo de la tecnología (Leslie Odom Jr., de Hamilton), los streamers (Dave Batista de ‘Guardianes de la Galaxia) y la moda (Kate Hudson de ‘Casi Famosos’). La excepción es el misterioso personaje de Janelle Monáe, cuyos secretos son claves para la trama.

LA IMPORTANCIA DE UN ELENCO DE PRIMERA

Lo cierto es que el brillante, pero complicado, guion de la cinta depende de este elenco para funcionar. Craig interpreta a un Blanc desesperado por un nuevo caso tras meses de encierro en casa, la cinta ocurre en mayo de 2020, Hudson hace de la diseñadora de modas Birdie Jay una figura patética, pero comprensible y Bautista usa su imagen de tipo duro para señalar de frente el tipo de machismo que se ha propagado por internet.

Pero además del propio Craig, que es el corazón de la cinta, hay dos interpretaciones que elevan todo el material. Por un lado, Norton hace del magnate tecnológico Miles Bron una figura carismática desde la primera línea, es fácil entender por qué el resto del elenco gira en torno a él, pero también deja que las revelaciones de su personaje sean perfectamente lógicas cuando llegan. 

Monáe por su lado tiene que hacer un maratón de actuación difícil de explicar sin dar demasiados detalles de la trama. Lo que se puede comentar es que su personaje es tan importante para la cinta como el de Ana de Armas en la cinta anterior, y que si el mundo es justo debería abrirle el mismo tipo de puertas.

Si un problema tiene la cinta es que hace trampa. Lo cierto es que no hay suficiente información para que el espectador resuelva el misterio antes que lo haga el propio Blanc, un problema que comparte con la original. Por fortuna estas actuaciones, la carga política de la cinta y su interesante misterio son suficientes para llevar al espectador hasta el final de la historia. 

GLASS ONION’ CONFIRMA LA «FRANQUICIA DE AUTOR» DE NETFLIX

La apuesta del gigante del streaming con ‘Glass Onion’ es que sirva para convertir los misterios de Blanc en un constante dentro de la plataforma. Lo cierto es que las únicas dos personas indispensables en la franquicia son el propio Johnson y Craig que tiene más carisma como el detective que el que tenía como James Bond. 

Pero mientras que franquicias como DC, Marvel o Star Wars parecen dispuestas a borrar todas las marcas de autor, estas cintas tienen la marca de su director y guionista por todos lados. Lo cierto es que Johnson se siente aún más libre en esta secuela que con la primera ‘Puñales por la espalda’. Es todo un logro de Netflix contar con la visión del director para contar estas historias, y pueden seguirlas haciendo mientras el director y el actor tengan cosas que agregar.