Quantcast

Inicia la cuenta atrás para la apertura de Anytime Fitness Foners

Palma de Mallorca acogerá el próximo 16 de enero su segundo gimnasio Anytime Fitness en el barrio de Foners.

Con una superficie de 500 metros cuadrados y abierto las 24 horas los 365 días, el club operará en régimen de franquicia de la mano de Javier Lerma y Laura Ruiz, franquiciados desde hace cinco años del único Anytime Fitness que de momento existe en la isla balear.

El centro, el número 39 de Anytime Fitness en España, contará con la nueva imagen de la cadena, estará equipado con la maquinaria de Matrix y sus instalaciones dispondrán de placas solares y aerotermia en una clara apuesta por la sostenibilidad y la eficiencia energética.

Anytime Fitness, una de las cadenas de gimnasio más grandes del mundo, ha iniciado la cuenta atrás para dar la bienvenida a su red a un nuevo centro en Palma de Mallorca. Se trata del club que el próximo 16 de enero abrirá sus puertas en el barrio de Foners (en el número 9 de la calle Pérez Galdós) de la capital balear, con el que la enseña sumará 39 centros operativos en el país y dos en el archipiélago.

Más multifranquiciados en Anytime Fitness Iberia

Anytime Fitness Foners, de 500 metros cuadrados y abierto las 24 horas todos los días del año, estará gestionado por Javier Lerma y Laura Ruiz, quienes con esta apertura se convierten en multifranquiciados de la cadena en España, ya que desde febrero de 2017 operan el que hasta ahora ha sido su primer y único club, en la céntrica calle 31 de diciembre de la misma ciudad.

“Estamos muy contentos y orgullosos de ver que Anytime Fitness sigue creciendo de la mano de franquiciados que ya forman parte de nuestra familia, como es el caso de Javier y Laura. Esta es la mejor carta de presentación con la que podemos contar para demostrar la confianza reiterada de los franquiciados que apuestan por crecer con nosotros y nos permiten crecer con ellos”, destaca Tim Devereaux, director general de Anytime Fitness Iberia.

Más de 250 socios en 30 días de preventa

En plena fase de adecuación del local y en este primer mes de preventa (el proceso arrancó el pasado 17 de octubre), Anytime Fitness Foners ha conseguido sumar a sus filas más de 250 socios. Una cifra que es un éxito rotundo y con la que sus franquiciados calculan poder abrir las puertas de su nuevo club superando los 500 socios.

“Estamos muy contentos de poder inaugurar nuestro segundo Anytime Fitness, y de seguir llevando la salud a todos aquellos que confían en nuestro modelo y en nuestro servicio para mejorar su bienestar y calidad de vida. Ya tenemos más de 250 personas inscritas en nuestro futuro club donde, al igual que en el primero, ofreceremos planes individualizados, personalización, innovación, flexibilidad, vanguardia y los mejores profesionales de la isla para que todos nuestros socios puedan alcanzar de nuestra mano cualquier objetivo fitness que se propongan”, sostiene Javier Lerma.

Zona funcional equipada con MyZone: vanguardia y gamificación

Anytime Fitness Foners estará diseñado según el nuevo manual de estilo de la franquicia, contará con la maquinaria de Matrix, tendrá zonas de cardio y peso libre y una novedosa sala de entrenamiento funcional equipada con la tecnología de MyZone, el medidor de frecuencia cardiaca que pondrá a competir a todos los usuarios que se acojan a los planes que incluyen este servicio.

Además, dispondrá de un estudio en el que diariamente se impartirán clases dirigidas en grupos reducidos. Para que sus socios puedan empezar a entrenar desde ya -antes de abrir sus puertas-, el club les da la posibilidad de hacerlo fuera de sus instalaciones gracias a los más de 1.100 planes de entrenamiento y más de 8.000 ejercicios con los que están dotadas las apps de la cadena.

Eficientes también en el gasto energético

Anytime Fitness Foners nace con la vocación de ser un gimnasio eficiente también desde el punto de vista energético, y respetuoso con el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. ¿Cómo? Gracias a su apuesta por placas solares y aerotermia.

“Estamos muy orgullosos de poner en marcha un gimnasio tan sostenible. Es una contribución más al bienestar presente y futuro, no solo de nuestro negocio, sino de las próximas generaciones. Queremos que todos nuestros socios sean conscientes del desafío energético que tenemos por delante y, para ello, contaremos con unas pantallas a la entrada de nuestro club en las que todos podremos comprobar la energía que demandamos y producimos en cada momento”, afirma Lerma.