Quantcast

Ayuso cede dos parcelas de 11 millones de euros para construir colegios concertados

Ayuso decide ir en contra del Gobierno central, el pasado 10 de noviembre se pudo conocer a través del Portal de Contratación de la Comunidad de Madrid, “la convocatoria por procedimiento abierto para la adjudicación y condiciones de la ejecución de la concesión de uso privativo con instalaciones u obras de carácter permanente”.

Se trata de dos parcelas, una ubicada en Valdebebas con una superficie de 13.456,99 m2 y la otra ubicada en Villa de Vallecas, que cuenta con una superficie de 13.045,00 m2, ambos terrenos fueron cedidos por el Ayuntamiento de la Comunidad de Madrid para la construcción de Unidades de Educación Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria de carácter privado y concertado, cabe destacar que ambas parcelas pertenecen al Inventario del Patrimonio Municipal del Suelo del Ayuntamiento de Madrid.

Lo cierto es que la decisión del Gobierno de Ayuso marca lo que muchos llaman un “retorno al pasado” porque este tipo de acciones eran propias de gobiernos anteriores en la Comunidad de Madrid, y como un “desencuentro” entre las políticas regionales y las políticas del Gobierno Central en materia educativa y sobre el tema de la cesión de terrenos públicos.

“Cuidar más la educación concertada y privada”

“Cuidar más la educación concertada y privada”
“Cuidar más la educación concertada y privada”

Esta es una iniciativa que ha tomado el gobierno de Ayudo, pese a la negativa del Gobierno central sobre limitar este tipo de acciones. Las parcelas fueron cedidas sin coste involucrados y se sabe que están valoradas en más de 11 millones de euros y con el propósito de convoca una convocatoria de concurso abierto.

El gobierno de Ayuso ha decidido rescatar las iniciativas de gobiernos anteriores, como los de Cifuentes y Garrido, y decide apostar por la educación privada “dando pasos firmes hacia a la privatización de los sectores públicos en Madrid”, así lo han señalado fuentes del gobierno central.

Lo cierto, es que muchos ven las acciones de Ayuso no solo como un desafío al Gobierno Central, sino como una manera de blindar la educación concertada en la Comunidad de Madrid, ante la implementación de la Ley Celaà o Lomloe.

Y es que el Gobierno de Ayuso ha blindado el tema de la educación desde el lanzamiento por parte del Gobierno central de la Lomloe, con la famosa Ley Maestra de libertad de Elección Educativa, donde contempla justamente este tipo de acciones que acaba en las que acaba de incurrir el gobierno de Ayuso con la cesión de los terrenos.

Una decisión que desafía la negativa del Gobierno central

Una decisión que desafía la negativa del Gobierno central
Una decisión que desafía la negativa del Gobierno central

El gobierno central por su parte alega que la Comunidad de Madrid viene realizando esta práctica de manera habitual, saltándose la ley, pues los centros se levantaran sobre un terreno público y los beneficiarios no incurrirán en costo alguno, es decir, de acuerdo a lo que se prevé en el concurso abierto previsto por el Gobierno de Ayuso, la empresa que resulte ganadora del concurso solo tendrá que pagar la construcción de las instalaciones, además se contempla la cesión por un tiempo estimado de 75 años.

Ahora bien, de acuerdo a lo establecido en la Lomloe, los gobiernos municipales no pueden ceder terrenos públicos para la construcción de colegios privados, por eso la actuación del Ayuntamiento de Madrid, ya que es el Gobierno Regional quien tiene las competencias necesarias para actuar en el sector educativo.

Y es que al parecer este tipo de actuaciones en las que ha venido incurriendo la Comunidad de Madrid durante años se presta para el lucro de pocos gracias a la posesión de terrenos públicos, con esta práctica se han levantado decenas de colegios en la Comunidad de Madrid durante las últimas décadas.

En la información sobre el concurso se prevé que “los licitadores puedan ofertar un proyecto con mayor capacidad… incluso ampliar la oferta educativa del centro solicitando la aprobación de otras enseñanzas no obligatorias que funcionarían en régimen privado” se señala además “esta concesión se otorga a título gratuito y el concesionario no aporta ninguna contraprestación económica a la Comunidad Autónoma de Madrid”.

Y es este tipo de cláusulas las que han captado la atención de los madrileños y sobre todo del Gobierno central. Según datos oficiales Madrid es la ciudad de España que más centros educativos privados y concertados posee.

Ahora bien, más allá del obvio enfrentamiento existente entre el Gobierno de Ayuso y el Gobierno de Sánchez, se debe rescatar la apuesta de la Comunidad de Madrid por la educación y en sectores polémicos de la región, al final son centro educativos que van a beneficiar a la población, sean públicos, concertados o privados.

Aunque muchos han catalogado la apuesta de Ayuso como “nada inocente” sobre todo si se consideran los antecedentes del Ayuntamiento de Madrid en este sector, incluso hay quienes ven la decisión como una “medida populista” ante las próximas elecciones, pero la decisión está tomada y no hasta donde se sabe, no hay vuelta atrás.