Quantcast

Qué es el coma diabético

Un coma diabético es una condición que puede llegar a ser mortal para algunos individuos, llevándolos a la absoluta inconciencia en otros. Este riesgo lo corren los individuos que padecen de diabetes y llegan a niveles de concentración de glucosa que son peligrosamente muy altos, situación que recibe el nombre de hiperglucemia, pero también se presenta cuando esos mismos niveles son peligrosamente bajos, a lo que se llama hipoglicemia.

¿Cuál es la condición que provoca un coma diabético?

¿Cuál es la condición que provoca un coma diabético?

Cualquiera de las dos condiciones, la hiperglucemia o la hiperglicemia pueden provocar en un individuo un coma diabético y cuando esta situación se presenta, la persona esta vida, pero no es capaz de despertar ni de responder de manera intencionada a los sonidos, las imágenes o cualquier clase de estímulos. Y si no es tratado médicamente a tiempo, puede conducir a la muerte. Por eso, es una de las enfermedades por las que pueden impedirte conducir.

¿Es posible prevenir un coma diabético?

Cuando se menciona la palabra coma, nos ponemos a temblar y nos alarmamos, pero si llevamos el tratamiento correctamente y se toman las medidas oportunas, es posible que ayudemos a prevenir que se presente. Y la más importante de todas las medidas es cumplir a raja tabla con el plan de tratamiento que nos ponga el endocrinólogo especialista para tratar nuestra condición como diabéticos.

¿Existe algún factor que nos dé un indicio de que estamos a punto de sufrir un coma diabético?

Si lo hay, pero ello va a depender de cómo se encuentren tus niveles de glucosa en la sangre, esto es, si el nivel es alto o bajo. Cuando el nivel se la glucosa sea demasiado alto, los síntomas que se pueden presentar son:

  • Boca muy seca.
  • Aliento con olor a frutas.
  • Dolo de estómago.
  • Sensación de falta de aire.
  • Sensación de náusea y vómitos.
  • Dolores de cabeza
  • Debilidad o cansancio.
  • Visión muy borrosa.
  • Micción muy frecuente.
  • Incremento de la sed.

Pero si el nivel de glucosa en la sangre es demasiado bajo, que es una hipoglucemia, también corremos el riesgo de sufrir un coma diabético, por lo que debes estar atento a las siguientes señales:

  • Perder el conocimiento.
  • Desorientación.
  • Visión borrosa.
  • Dificultades para hablar.
  • Dolores de cabeza.
  • Sensación de mareo o de aturdimiento.
  • Hambre.
  • Sudoración.
  • Debilidad.
  • Sensación de cansancio o de somnolencia.
  • Ansiedad.
  • Temblores corporales.

Algo de suma importancia

Algo de suma importancia

Ciertos individuos, en especial los que han sufrido de diabetes por mucho tiempo, pueden presentar una condición conocida como desconocimiento de hipoglucemia, lo que quiere decir que no exhiben los síntomas que advierten de que están sufriendo de una alarmante disminución de los niveles de glucosa en su sangre. Por ello hay accesorios con los que debe contar una persona que sufre diabetes.

Es por ello que resulta de la mayor importancia estar siempre controlando los niveles de glucosa en la sangre, por medio del dispositivo correspondiente, y dependiendo de los resultados de esta prueba debemos tomar el tratamiento correspondiente, para impedir que se presente un episodio de coma diabético y si presentas los síntomas y tienes niveles inusualmente bajos o altos de glucosa, llama de inmediato a los servicios de emergencia.

Condiciones que se pueden presentar antes de un coma diabético

Ya hemos indicado que un síntoma alarmante es tener unos niveles peligrosamente altos o bajos de glucosa en la sangre, pero también es posible que se presenten ciertos inconvenientes de salud, que pueden ser los precursores de un coma diabético, entre los que se encuentran:

  • La cetoacidosis diabética: cuando las células de los músculos requieren de energía, el organismo comienza a degradar las grasas para convertirlas en energía. Este proceso crea ácidos tóxicos, que se conocen como ‘cetonas’, que se pueden detectar tanto en la sangre como en la orina, y debe ser tratada de inmediato para evita un coma diabético.
  • Síndrome diabético hiperosmolar: en el caso de que tu nivel de glucosa en la sangre sea superior a los 600 miligramos por decilitro, o 33,3 milimoles por litro, dependiendo de la forma de medición que emplees, sufres del síndrome diabético hiperosmolar.
  • Riesgos asociados a la deshidratación: si los niveles de glucosa en sangre son demasiado altos, sus excedentes pasarán de la sangre hacia la orina, desencadenando un proceso por el cual es eliminada una gran cantidad de líquido del organismo, para deshacerse de la glucosa en exceso, y puede conducir a una deshidratación que nos lleve a un coma diabético, si no ponemos atención.
  • Shock hipoglucémico: el combustible del cerebro para funcionar es la glucosa. En casos extremos de bajos niveles de glucosa, conocida como hipoglucemia, se pueden producir desmayos. Una de las causas puede ser porque el organismo tenga una producción excesiva de insulina, o también por recibir poco alimento, hacer ejercicio de manera muy enérgica, o consumir mucho alcohol, podría tener el mismo efecto.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Lamentablemente, no hay una manera sencilla de decirlo, porque todos los individuos que sufren de diabetes corren el riesgo de sufrir un coma diabético, pero hay ciertos elementos que pueden incrementar ese riesgo, entre los cuales podemos mencionar:

  • Inconvenientes con la administración se insulina: en caso de que utilices una bomba de insulina, hay que controlar constantemente los niveles de glucosa en sangre. Hay que supervisar también la bomba, porque es posible que la misma se detenga por una falla, o que el catéter o tubo, se doble o se salga de su lugar. En este caso, el individuo puede sufrir una falta de insulina, generando una cetoacidosis diabética.
  • Enfermedades, traumatismos o cirugías: si un sujeto diabético está enfermo o se ha lesionado, es normal que los niveles de la glucosa en la sangre cambien, en algunos casos de una manera significativa, incrementando los riesgos de sufrir una cetoacidosis diabética, o de un síndrome diabética hiperosmolar.
  • Diabetes sin el debido control: en el escenario de que no se controlen debidamente los niveles de glucosa en la sangre o de que no se tomen los medicamentos adecuados, siguiendo las indicaciones médicas respectivas, se corre absoluto riesgo de sufrir un coma diabético.
  • No usar la insulina o saltarse las comidas a propósito: hay individuos que padecen de diabetes y al mismo tiempo sufren de un trastorno alimentario, toman la decisión de no tomar insulina de la manera en que deberían, porque quieren perder peso, pero de ninguna manera esto es aconsejable, porque se colocan peligrosamente en riesgo no solo de padecer un coma diabético, sino hasta de perder a vida.
  • Consumo de alcohol: los efectos del consumo de alcohol en la concentración de glucosa en la sangre son totalmente impredecibles, dificultando poder determinar cuál es su verdadera concentración, e incrementando el riesgo de sufrir un coma diabético.
  • Consumo de drogas: consumir drogas ilícitas como la cocaína, incrementan peligrosamente los niveles de glucosa en la sangre.

Cuidado con las señales

Cuidado con las señales

Cualquiera de estas condiciones puede resultar en un coma diabético, pero el verdadero riesgo es que si no se tratan y se tienen lo cuidados necesarios, pueden conducir a sufrir de daño cerebral e incluso la muerte.