Quantcast

El Gobierno pone impuestos a los ciudadanos por hacer turismo nacional

Es posible que aún no hayas escuchado hablar de este asunto. Si pretendes ir de viaje debes tener en cuenta que actualmente hay alrededor de 150 ciudades y destinos en Europa (en 21 países) que tienen tasas turísticas. Esto quiere decir que tienes que pagar una cantidad extra por alojarte en un hotel o en un piso con fines turísticos. Entre los países de Europa que tienen esta tasa se encuentra España. Sin embargo, por el momento, solo la comunidad de Baleares y Cataluña imponen esta tasa.

Las tasas turísticas tienen que ser pagadas por los turistas que se alojarán en diferentes hoteles o apartamentos con fines vacacionales. El dinero que se recoge de esta tasa va destinado a proyectos que tienen el objetivo de fomentar el turismo sostenible. Esto quiere decir que el dinero recaudado se tiene que destinar a rehabilitar los bienes turísticos para que se mantengan mejor y esté más protegidos ante su uso constante.

Las diferentes modalidades de tasas turísticas

Pagar por hacer turismo: las tasas turísticas en España que pagarán los particulares

A la hora de tener que pagar la tasa, existen diferentes modalidades. Lo usual suele ser una tasa fija que se paga por noche y por persona. No obstante, hay otras ciudades que tienen otros modelos de tasa como es el caso de Berlín, Viena o Ámsterdam donde se paga un porcentaje del total de la factura del alojamiento. También puedes encontrar modalidades intermedias como la que se aplica en la ciudad de Hamburgo donde la tasa es una cantidad fija que depende de la pernoctación. Es importante saber que en mucha ciudades no se cobra esta tasa a los menores de 18 años o en su defecto, tienen una tasa reducida.

La tasa se suele realizar en base al tipo de alojamiento y a su categoría. Esto quiere decir que los hoteles de 5 estrellas suelen tener una tasa diferente a los hoteles de 4 estrellas y a las pensiones u otros tipos de alojamientos vacacionales.

¿Cómo son las tasas turísticas en España?

Como habíamos comentado, la tasa turística existe solo en Baleares y Cataluña, por el momento. En el caso de la primera comunidad, se implantó durante el año 2016, y en el caso de la segunda comunidad, se implantó durante el año 2012. Ya por el año 2002 y 2003 se implementó una medida pionera llamada ecotasa que es la semilla que ha dado lugar a las actuales tasas turísticas.

En el caso de Cataluña, la tasa de Barcelona es de una cuantía de 2,25 euros por cada persona y noche en hoteles de 5 estrellas. En el caso de los hoteles de 4, 3 y 2 tendrá que pagarse una cantidad de 1,10 euros. En el caso de los apartamentos turísticos, pagan una cantidad fija por persona y noche que es de 2,25 euros.

Sin embargo, en el resto de la comunidad, las tasas son de 2,25 euros para los hoteles de 5 estrellas, 1 euros para los hoteles de 4 estrellas y 0,50 euros para todos aquellos hoteles de 2 o 3 estrellas. Esto lleva a otro planteamiento interesante que es la opción de muchos turistas por comenzar a alojarse en otras zonas que no sean estrictamente capitales. Se optaría por un modelo de viaje más independiente apoyándose con el alquiler de coches.

En el caso de las Baleares, desde el año 2018 se han duplicado las tasas turísticas, por lo que hablamos de que Mallorca, Ibiza, Formentera y Menorca tienen unas cuantías de 4 euros por persona y noche en todos aquellos hoteles de 5 estrellas. De la misma manera que con Cataluña, los hoteles de 4 estrellas tendrán un impuesto de 3 euros y de 2 euros para los de 2 y 3 estrellas. Los alojamientos menos convencionales como los hostales, residencias o casas rurales tendrán un impuesto de 2 euros. Los más baratos con un impuesto de 1 euros son los campings y las pensiones.

¿Cómo serán las tasas turísticas en Europa?

Pagar por hacer turismo: las tasas turísticas en España que pagarán los particulares

Europa tendrá modelos de tasas turísticas muy variados. Por ejemplo, Italia tiene unos impuestos similares a los de España con un costo entre el euro y los 3 euros para ciudades como Catania, Arezzo, Siracusa o Sorrento. En el caso de otras ciudades como Roma, el impuesto se encuentra entre los 4 y 7 euros mientras que en Florencia tienen un costo de entre los 4 y los 5,5 euros.

Otro países del norte de Europa tienen otro modelo basado en los porcentajes. En el caso de Berlín y Colonia, la tasa es de un 5% del total de la factura a pagar en el alojamiento y lo mismo ocurre con Viene o Ámsterdam que pagarán respectivamente un 3,02% y un 7% del coste total del alojamiento. Francia tiene una de las tasas turísticas más baratas ya que se encuentran entre los 0,75€ y los 2,20€ en ciudades como París.